Cuando somos niños, tenemos curiosidad: señalamos algo desconocido y hacemos preguntas. Tenemos pocas, si alguna, inhibiciones. Como adultos, aprendemos a censurar nuestras consultas, sintiéndonos incómodos con cualquier cosa desconocida. Esto es cierto cuando nos enfrentamos a nuevas tecnologías. Es cierto cuando nos enfrentamos a abordar nuevos proyectos para los que puede que no nos sintamos preparados. A menudo es cierto cuando conocemos personas que hablan un idioma diferente o provienen de una cultura diferente.

Por lo tanto, es una naturaleza humana y no es inusual preocuparse por las interacciones con personas que usan sillas de ruedas, que son ciegas, que son sordas o que nos resulta difícil de entender. Es posible que nos preocupemos de decir algo incorrecto, hacer una pregunta inapropiada u ofender involuntariamente. No queremos parecer desinformados o insensibles.

Consejos para hablar o escribir sobre personas con discapacidades Una clave para cualquier comunicación efectiva es enfocarse en la comunicación misma: qué información debe transmitirse y cuál es la mejor manera de transmitirla. Abajo, encontrarás nuestras recomendaciones de cómo hablar con personas con ciertas discapacidades:

Si la persona tiene una discapacidad auditiva:

Preste atención y pregúntele qué modalidad o forma de comunicación necesita: Hable mirándola a la cara (es muy probable que sepa leer los labios), evite colocarse a contraluz, pues su cara debe estar iluminada para que pueda verle los labios, háblale pausadamente en forma clara y natural (evite exagerar el movimiento de los labios o silabear), no se lleve las manos a la boca (evite masticar o fumar mientras se dirige a ella).

Si el mensaje es breve y hay que comunicarle cifras, direcciones o nombres propios, pregúntele si los prefiere por escrito. Recuerde también que para esas personas es muy difícil seguir e incluso participar de una conversación en un grupo numeroso, ya que no es posible mirar el movimiento de los labios de todos al mismo tiempo.

Si quiere colaborar con ella, colóquese de frente y repite lo que los demás dicen labializando el mensaje. Comuníqueles, a su vez, a las demás personas la necesidad de pausar o ralentizar las intervenciones para facilitar una mejor reformulación y transmisión del mensaje. Si quieres aprender más sobre discapacidad auditiva, haz click aquí.


This image requires alt text, but the alt text is currently blank. Either add alt text or mark the image as decorative.Si la persona tiene discapacidad visual:

This image requires alt text, but the alt text is currently blank. Either add alt text or mark the image as decorative.

Identifíquese ante la persona, si se le está orientando, no se le ofrezca información visual, hable normalmente sin levantar la voz, pregúntele siempre de qué manera puede ayudarlo, hable directamente con la persona sin recurrir a terceros. Para aprender más sobre discapacidad visual, haz click aquí.


This image requires alt text, but the alt text is currently blank. Either add alt text or mark the image as decorative.Si la persona tiene discapacidad intelectual:

Utilice un lenguaje claro y sencillo, divida la frase en partes, si contiene una idea compleja, para facilitar la comprensión, no hable de forma infantil (a no ser que se trate de un niño pequeño), tenga paciencia y respete los tiempos del otro. Para aprender más sobre discapacidad intelectual, haz click aquí.


This image requires alt text, but the alt text is currently blank. Either add alt text or mark the image as decorative.Si la persona tiene discapacidad motriz:

Ejemplo: se encuentra en silla de ruedas: Al hablar ubíquese a la misma altura de la persona (puede ser sentándose en una silla o quedándose de pie y guardando cierta distancia con el fin de que la persona no tenga que forzar su cuello para mantener el contacto visual). Para aprender más sobre discapacidad motriz, haz click aquí.

 

 

¿Tienes una discapacidad? Duplicamos tus oportunidades laborales de conseguir empleo

Compartir