La realidad de la discapacidad en América Latina: Un llamado a la acción

La realidad de la discapacidad en América Latina: Un llamado a la acción

Cursos gratuitos en habilidades digitales

¿Tienes una discapacidad? DUPLICAMOS tus oportunidades laborales de conseguir empleo Click acá

En la región de América Latina, la discapacidad es una realidad para más de 85 millones de personas. Esta población se enfrenta a desafíos únicos: desde barreras físicas hasta obstáculos sociales y económicos, estos requieren atención y acción inmediatas.

Diversidad y desafíos en América Latina

En primer lugar, es esencial reconocer la diversidad dentro de la comunidad de personas con discapacidad. Esta diversidad abarca una amplia gama de condiciones, que van desde discapacidades físicas y sensoriales hasta discapacidades intelectuales y del desarrollo. Además, cada individuo tiene necesidades específicas que deben abordarse de manera individualizada.

Sin embargo, existen desafíos comunes que enfrentan las personas con discapacidad en toda la región latinoamericana. Uno de los mayores obstáculos es la falta de accesibilidad. Desde edificios y transporte público hasta sitios web y servicios gubernamentales, muchas infraestructuras y recursos no están diseñados teniendo en cuenta las necesidades de las personas con discapacidad. Esto no solo limita la participación plena en la sociedad, sino que también perpetúa la exclusión y la discriminación.

Además de las barreras físicas, las personas con discapacidad en América Latina a menudo enfrentan desafíos socioeconómicos. La discriminación en el empleo, la falta de acceso a la educación y la atención médica inadecuada son solo algunos de los problemas que afectan desproporcionadamente a esta población. Como resultado, muchas personas con discapacidad enfrentan mayores tasas de pobreza y marginación.

Abordar estos problemas es una cuestión de cumplimiento de los derechos humanos. Según la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, ratificada por la gran mayoría de los países latinoamericanos, las personas con discapacidad tienen derecho a la igualdad de oportunidades, la participación plena en la sociedad y el acceso a los servicios necesarios para su bienestar.

Acciones para el cambio

Para avanzar hacia una sociedad más inclusiva y equitativa, es crucial que los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, empresa y la sociedad en su conjunto trabajen en conjunto. Esto implica la implementación efectiva de políticas de inclusión, la promoción de la accesibilidad en todos los ámbitos, la concienciación sobre las necesidades de las personas con discapacidad y su inclusión en el entorno educativo y laboral.

Además, es fundamental fomentar un cambio cultural que promueva la inclusión y la diversidad. Esto requiere desafiar estereotipos y prejuicios arraigados, así como promover una mayor comprensión hacia las experiencias de las personas con discapacidad. Al educar a la sociedad sobre la importancia de la inclusión y la igualdad de oportunidades, podemos construir un futuro más justo y accesible.

Estoy en búsqueda laboral, ¿debería agregar mi discapacidad en el CV? Una guía para la búsqueda de trabajo para personas con discapacidad

Estoy en búsqueda laboral, ¿debería agregar mi discapacidad en el CV? Una guía para la búsqueda de trabajo para personas con discapacidad

¿Tienes una discapacidad? DUPLICAMOS tus oportunidades laborales de conseguir empleo Click acá

Ahora más que nunca, las personas que buscan empleo necesitan recursos que les ayuden a volver al trabajo.

Los trabajos remotos pueden ser una excelente opción para las personas con discapacidad que buscan trabajar desde casa debido a preocupaciones de seguridad o transporte. Este entorno también permite a los empleadores adoptar la diversidad y la inclusión sin restringir a los solicitantes a un entorno de oficina específico que puede no ser adecuado para las necesidades de todas las personas.

Los estudios han demostrado que las personas empleadas que tienen la libertad de trabajar desde casa suelen experimentar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida. Sin tener que preocuparse por un viaje largo o estresante, encontrará más tiempo durante el día para hacer las cosas que disfruta en lugar de pasar ese tiempo en el tráfico. Además, podrías ahorrarte algunos dólares si llenas el tanque de gasolina con menos frecuencia.

También debe tener en cuenta qué tipo de entorno de oficina es mejor para sus necesidades. Si eres del tipo que prospera con las interacciones cara a cara, es posible que prefieras un puesto en persona. Alternativamente, puede descubrir que es más productivo cuando tiene tiempo para trabajar sin las distracciones que vienen con una oficina llena de gente.

Si está buscando obtener una posición remota, los siguientes recursos pueden ayudarle en su búsqueda de trabajo:

– Filtrar en las búsquedas. Cada vez más portales y empresas buscan sumar personas con discapacidad a sus equipos, por lo que es posible encontrar filtros de discapacidad en la mayoría de los portales de empleo. Utiliza estos filtros para sacar ventaja del tiempo en tu búsqueda laboral.

– Workana: Workana es una plataforma que te conecta con clientes que necesitan contratar freelancers de diversas áreas para hacer crecer sus empresas. Una gran alternativa para personas con discapacidad ya que puedes trabajar con flexibilidad de horarios y desde cualquier parte del mundo.

– Oficinas de empleo para personas con discapacidad: Generalmente puedes encontrar oficinas de empleo para las personas con discapacidad en diferentes localidades. Sería una alternativa poder localizar la más cercana a ti y comunicarte. 

– Incluyeme.com: Incluyeme.com es una plataforma donde personas con discapacidad pueden postular y aplicar a oportunidades laborales y de formación de manera totalmente gratuita. Tiene presencia en 10 países de Latinoamérica: Argentina, Chile, México, Uruguay, Paraguay, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica y Panamá. 

Cursos gratuitos en habilidades digitales

Estoy en búsqueda laboral, ¿debería agregar mi discapacidad en el CV? Una guía para la búsqueda de trabajo para personas con discapacidad

¿Cómo hablar de tu discapacidad en el trabajo?

Cursos gratuitos en habilidades digitales

Seamos realistas: hablar de discapacidad en el trabajo es difícil. Hay varios sesgos, suposiciones y estigmas que afectan a las personas con discapacidad, algunos de los cuales pueden tener consecuencias extremas para la experiencia laboral de alguien. Muchos asumen erróneamente que las personas con discapacidad no son tan capaces como sus pares que no tienen discapacidad; un concepto erróneo común lleva a muchas personas a perderse el increíble ingenio y creatividad que las personas con discapacidad aportan al lugar de trabajo. Si bien algunos pueden suponer que las personas con discapacidad necesitan más apoyo en el lugar de trabajo (y a veces lo necesitan), es más útil reformular esto como que necesitan un apoyo específico, algo que todos los miembros de un equipo necesitan.

Pero obtener esos apoyos específicos puede ser especialmente agotador y aterrador. A menudo requiere revelar que uno tiene una discapacidad, lo cual es una decisión que puede conducir al capacitismo y la discriminación en el lugar de trabajo. Pero para obtener el apoyo que a menudo necesitamos, debemos revelar nuestra discapacidad al menos al propio gerente y quizás también a otros mientras navegamos por políticas y procesos corporativos larguísimos. Esto es, por supuesto, si estas políticas existen en dicha compañía.

Sin embargo, la divulgación también puede generar enormes beneficios. Desde ser más capaz de acceder a las adaptaciones o ajustes apropiados para garantizar los apoyo necesarios en el trabajo, hasta simplemente sentir mayor autenticidad, la divulgación puede ser una experiencia poderosamente afirmativa.

En este artículo te compartimos algunos temas a tener en cuenta:

Prepararse para hablar sobre el tema. Sin lugar a dudas, lo primero que debes hacer si estás considerando revelar tu discapacidad es verificar las políticas de la empresa. Si bien está legalmente protegido contra la discriminación, es importante primero informarse sobre la existencia o no de políticas dirigidas a personas con discapacidad.

Tener claro la razón por la cual deseas hablar de tu discapacidad. Es importante reflexionar clara y profundamente sobre por qué deseo divulgar en primer lugar y qué espero obtener de la divulgación. ¿Es un acomodo o ajuste razonable a sus condiciones de trabajo? ¿Empatía de sus compañeros? ¿Conseguir la sensación de mayor autenticidad?

Ser claro acerca de tus esperanzas y expectativas te ayudarán a hacer una pregunta específica y concreta, lo que puede mejorar en gran medida las posibilidades de obtener lo que estás buscando. 

Revelando la información. Mientras te preparas para divulgar, ten en cuenta que existen enfoques que pueden maximizar la posibilidad de obtener lo que estás buscando. Puedes planear una reunión 1:1 con la persona con la que te sientas en mayor comodidad. Puedes hacerselo saber a tus superiores con anticipación, con algo tan simple como “Tengo algo personal que me gustaría discutir en nuestro 1:1”. Esto le permitirá a tus superiores prepararse también para una conversación potencialmente más intensa.

¿Tienes una discapacidad? DUPLICAMOS tus oportunidades laborales de conseguir empleo Click acá

¿Qué es el Programa Tekoporã? Un programa que beneficia a las personas con discapacidad en Paraguay

¿Qué es el Programa Tekoporã? Un programa que beneficia a las personas con discapacidad en Paraguay

Cursos gratuitos en habilidades digitales

Tekoporã es un programa social implementado por el Ministerio de Desarrollo Social orientado a la protección y promoción de las familias en situación de pobreza y vulnerabilidad.

El objetivo principal del programa es mejorar la calidad de vida de la población participante, facilitando el ejercicio de los derechos de: alimentación, salud y educación, mediante el aumento del uso de servicios básicos y el fortalecimiento de las redes sociales, con el fin de cortar la transmisión intergeneracional de la pobreza.

Además tiene como propósito brindar apoyo socio familiar y comunitario, a través de un acompañamiento sistemático que facilite el cumplimiento de las corresponsabilidades, crear capacidades de trabajo familiar, comunitario y condiciones que aseguren la participación ciudadana e incrementar los recursos financieros de los hogares participantes.

El proyecto cuenta con varios componentes:

– Acompañamiento familiar y socio comunitario:

Consiste en apoyar y visitar los hogares para facilitar el cumplimiento de las corresponsabilidades por parte de las familias, y brindar orientaciones vinculadas preferentemente al mejoramiento del hábitat familiar, así como los hábitos de higiene, ideas y acciones para mejorar la calidad de alimentos y la salud, además de orientar a las familias al acceso a diversos servicios públicos y fomentar las actividades comunitarias. Estos trabajos están a cargo de Guías Familiares. 

– Transferencias Monetarias:

Los aportes del Estado son otorgados en carácter de subsidios financieros directos, consistentes en la entrega periódica de sumas de dinero a hogares en situación de pobreza, pobreza extrema y vulnerabilidad. La transferencia monetaria se otorga a una persona titular que podría ser tanto la jefa como el jefe del hogar o tutor/a, dando prioridad a las mujeres para ejercer la titularidad, esto dependiendo de la situación particular de cada familia y su composición. Los pagos de las transferencias monetarias para los hogares participantes se realizan en forma bimensual. 

Requisitos para acceder al programa:

Hogares que hayan sido identificados y clasificados en situación de pobreza y vulnerabilidad, según el resultado de la aplicación y procesamiento de instrumentos de selección vigentes (Índice de Calidad de Vida hasta el Estrato II u otro) o según determine la Máxima Autoridad bajo Resolución y que cuenten entre sus miembros a: 

– Niños y niñas de 0 a 14 años y/o – adolescentes de 15 a 18 años  

– Mujeres embarazadas

– Personas con discapacidad

– Comunidades Indígenas 

Ten en cuenta que puedes encontrar más información en la página del Ministerio de Desarrollo Social de Paraguay

¿Tienes una discapacidad? DUPLICAMOS tus oportunidades laborales de conseguir empleo Click acá

Tener una pensión por discapacidad y trabajar de manera legal en Colombia, ¿es posible?

Tener una pensión por discapacidad y trabajar de manera legal en Colombia, ¿es posible?

¿Tienes una discapacidad? DUPLICAMOS tus oportunidades laborales de conseguir empleo Click acá

Cualquier persona con discapacidad o pensionada por invalidez puede ser contratada laboralmente bajo cualquier tipo de contrato a término fijo, indefinido o por obra y labor, de acuerdo con lo previsto en los artículos 22, 26 y 33 de la Ley 361 de 1997 y 13 de la Ley 1618 del 2013.

Esto ha sido confirmado por el Ministerio del Trabajo, constitucional y legalmente una persona con discapacidad puede percibir la pensión a la que tiene derecho y, a su vez, el salario producto de su incorporación a la vida laboral.

Los empleadores que contratan a un/a trabajador/a con discapacidad tienen derechos a obtener beneficios en materia de contratación pública y privada, créditos, tasas arancelarias en importación de maquinaria y equipos especialmente adoptados y destinados al manejo de personas con discapacidad y en materia tributaria a través de la deducción en renta.

De acuerdo con el artículo 26 mencionado, en ningún caso la discapacidad de una persona podrá ser motivo para obstaculizar una vinculación laboral, a menos que sea claramente demostrada como incompatible e insuperable en el cargo que se va a desempeñar.

La pensión de invalidez se origina en una enfermedad o accidente, ya sea de origen común o laboral. Si se origina en una enfermedad o accidente de origen común, la prestación la paga el fondo de pensiones al que esté afiliada la persona o el trabajador, mientras que si se origina en una enfermedad o accidente de origen laboral, lo hará la ARL.

El monto de la pensión de invalidez de origen común será equivalente al 45% del ingreso base de cotización, más el 1,5% de dicho ingreso por cada 50 semanas de cotización acreditadas con posterioridad a la primeras 500, cuando la disminución de la capacidad laboral sea igual o superior al 50% e inferior al 66%.

Si la disminución de la capacidad laboral es igual o superior al 66%, el monto de la pensión será del 54% del ingreso base de cotización, más el 2% de dicho ingreso por cada 50 semanas de cotización acreditadas con posterioridad a las primeras 800.

Cursos gratuitos en habilidades digitales

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Ir al contenido