¿Tienes una discapacidad? Duplicamos tus oportunidades laborales

Seamos realistas: hablar de discapacidad en el trabajo es difícil. Hay varios sesgos, suposiciones y estigmas que afectan a las personas con discapacidad, algunos de los cuales pueden tener consecuencias extremas para la experiencia laboral de alguien. Muchos asumen erróneamente que las personas con discapacidad no son tan capaces como sus pares que no tienen discapacidad; un concepto erróneo común lleva a muchas personas a perderse el increíble ingenio y creatividad que las personas con discapacidad aportan al lugar de trabajo. Si bien algunos pueden suponer que las personas con discapacidad necesitan más apoyo en el lugar de trabajo (y a veces lo necesitan), es más útil reformular esto como que necesitan un apoyo específico, algo que todos los miembros de un equipo necesitan.

Pero obtener esos apoyos específicos puede ser especialmente agotador y aterrador. A menudo requiere revelar que uno tiene una discapacidad, lo cual es una decisión que puede conducir al capacitismo y la discriminación en el lugar de trabajo. Pero para obtener el apoyo que a menudo necesitamos, debemos revelar nuestra discapacidad al menos al propio gerente y quizás también a otros mientras navegamos por políticas y procesos corporativos larguísimos. Esto es, por supuesto, si estas políticas existen en dicha compañía.

Sin embargo, la divulgación también puede generar enormes beneficios. Desde ser más capaz de acceder a las adaptaciones o ajustes apropiados para garantizar los apoyo necesarios en el trabajo, hasta simplemente sentir mayor autenticidad, la divulgación puede ser una experiencia poderosamente afirmativa.

En este artículo te compartimos algunos temas a tener en cuenta:

Prepararse para hablar sobre el tema. Sin lugar a dudas, lo primero que debes hacer si estás considerando revelar tu discapacidad es verificar las políticas de la empresa. Si bien está legalmente protegido contra la discriminación, es importante primero informarse sobre la existencia o no de políticas dirigidas a personas con discapacidad.

Tener claro la razón por la cual deseas hablar de tu discapacidad. Es importante reflexionar clara y profundamente sobre por qué deseo divulgar en primer lugar y qué espero obtener de la divulgación. ¿Es un acomodo o ajuste razonable a sus condiciones de trabajo? ¿Empatía de sus compañeros? ¿Conseguir la sensación de mayor autenticidad?

Ser claro acerca de tus esperanzas y expectativas te ayudarán a hacer una pregunta específica y concreta, lo que puede mejorar en gran medida las posibilidades de obtener lo que estás buscando. 

Revelando la información. Mientras te preparas para divulgar, ten en cuenta que existen enfoques que pueden maximizar la posibilidad de obtener lo que estás buscando. Puedes planear una reunión 1:1 con la persona con la que te sientas en mayor comodidad. Puedes hacerselo saber a tus superiores con anticipación, con algo tan simple como “Tengo algo personal que me gustaría discutir en nuestro 1:1”. Esto le permitirá a tus superiores prepararse también para una conversación potencialmente más intensa.

Cursos virtuales 100% gratuitos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad