Al contestar un anuncio no debemos olvidar nunca que la carta que enviamos es nuestra presentación y que es acerca de ella sobre la que se va a emitir un juicio. La empresa no tiene otra forma de hacerse una idea sobre nosotros que analizando el currículum y la carta que lo acompaña. Generalmente las cartas de presentación se hacen por e-mail, adjuntando su Currículum Vitae.

¿Cómo escribir una carta de presentación?

Una carta de presentación tiene que ser muy profesional y estar redactada de forma clara, concisa y sin faltas de ortografía. Su contenido ha de ir dirigido a explicar por qué el candidato reúne los requisitos del puesto, destacando y dirigiendo la atención del seleccionador hacia las habilidades, capacidades y conocimientos que el candidato ha demostrado.

En la carta de presentación es importante cuidar tanto su estructura como su contenido. A continuación te damos algunos consejos:

ESTRUCTURA DE LA CARTA DE PRESENTACIÓN

La extensión no debería superar una página (con cuatro o cinco párrafos es suficiente). El primer y último párrafo son los más importantes y debes prestarles mucha atención. La estructura más adecuada a seguir es la siguiente:

– Saludo y presentación. Preséntate, el lector no te conoce. Indicá también que respondés a una oferta concreta. Si se trata de una candidatura espontánea, mencioná el motivo de tu candidatura. Cada carta debe estar dirigida a la persona con la que te interesa hablar, es decir, aquella que puede contratarte. Puedes intentar dirigirte directamente a la persona para la cual vas a trabajar si te dan el puesto. Hablá con la empresa para asegurarte de que tienes el nombre correcto, y escríbelo correctamente.

-Introducción: La introducción tiene que apelar al lector. Las cartas de presentación son cartas para “venderte”, están hechas para llamar la atención de la persona que puede contratarte. Preséntate y explica el objetivo de la carta: porqué te interesa la empresa a la que escribes, el sector y el puesto en particular. Si conoces bien la compañía a la que postulás, utilízalo. Menciona proyectos que se están desarrollando, premios recientes o comentarios favorables que se hayan publicado recientemente sobre ella. Si estás respondiendo a un anuncio de una oferta de empleo, es este el lugar para mencionarlo.

 – Destacá tus puntos fuertes. Decile cómo encontraste su oferta de empleo y explicá por qué crees que encaja con vos. Céntrate en sus necesidades, no en las tuyas. Enumerá logros profesionales acordes con el puesto al que postulás. Explicá qué es lo podés aportar (logros, experiencia), qué habilidades y capacidades tenés y podés utilizar para desarrollar las funciones del puesto.

Cierre: Demostrá de nuevo tu interés por el puesto.  Al final de la carta, pide una entrevista. Sé creativo, no uses el tópico “espero su llamada”. Mencioná que podés llamar para concertar una cita o reunión, no una entrevista. Terminá con algún cumplido estándar pero cercano, seguido de tu firma. También puedes incluir tu número de teléfono bajo la firma, a modo de recordatorio.

CONSEJOS BÁSICOS

Antes que nada analizá los requisitos de la oferta, detectá los puntos fuertes de tu Currículum relacionados e infórmate sobre la empresa. ¡Así tendrás contenido sobre el que trabajar! Aquí van otros consejos:

–       Destacá lo más importante de tu CV en relación al puesto que te interesa.

–       Utilizá un lenguaje directo y claro. Si tu profesión tiene un lenguaje propio, utilízala para demostrar que sabés de lo que hablás. Utilizá también palabras que se hayan mencionado en la oferta.

–       El tono debe ser cordial, respetuoso y formal.

–       Cuida la redacción y las faltas de ortografía.

–       La carta debe ser exclusiva para la oferta en cuestión. No es aconsejable utilizar una misma carta para todas las ofertas.

–       Aprovechá la carta para incluir información que no está en tu currículum, como los rasgos de tu personalidad que consideres importantes para el puesto.

–       Recordá, sobre todo, que la carta de presentación debe ser breve.

En el ejemplo vemos cómo la candidata se posiciona para las áreas de atención al cliente y ventas, tanto para grandes como pequeñas empresas. Tampoco hay que olvidar el papel de intermediario que ejerce la consultora y reflejar aspectos relacionados con la actitud y la motivación.

Ejemplo de carta de presentación

Estimada Sra. Fernández:

Adjunto le remito mi Currículum Vitae para su consideración, y le manifiesto mi interés en participar en los procesos de selección que requieran de una profesional de mis características.

Soy licenciada en Ciencias Económicas, tengo un nivel alto de inglés (First Certificate) y una formación complementaria en gestión comercial.

A mis 33 años, aporto una amplia experiencia comercial, adquirida en empresas nacionales y multinacionales, tanto en el área de ventas como de atención al cliente.

Mis funciones actuales abarcan:

-La prospección y captación de nuevos clientes.

-El seguimiento interno y detección de nuevas oportunidades de negocio.

-La consolidación de las relaciones con los clientes.

Acostumbrada a trabajar en equipo, me considero una persona dinámica, con iniciativa y capacidad de organización y gestión.

Pese a estar bien considerada en mi puesto actual creo que, tras tres años de permanencia, ha llegado el momento de enfrentarme a un nuevo reto profesional que me permita aportar y ampliar mis conocimientos y experiencia en el ámbito comercial.

Le agradezco de antemano su atención y quedo a su disposición para mantener una entrevista cuando surja una posición que considere puede encajar con mi perfil.

Atentamente,

Verónica González

555-5555

Compartir