Muchas veces utilizamos el concepto de inclusión como una mera “suma” o “adición” de alguien o algo, cuando en realidad es una idea que abarca aspectos sociales bastante más profundos.

El principal pilar de la inclusión es el reconocimiento de que todas las personas tienen habilidades y potencialidades propias, distintas a las de los demás, por lo que las distintas necesidades exigen respuestas diversas o diferentes. La inclusión busca que se fomente y garantice que toda persona sea “parte de” y que no permanezca “separado de”. Inclusión, por lo tanto, significa que los sistemas establecidos proveerán acceso y participación reciproca; y que el individuo con discapacidad y su familia tengan la posibilidad de participar en igualdad de condiciones.

Según la UNESCO, la inclusión es un enfoque que responde positivamente a la diversidad de las personas y a las diferencias individuales, entendiendo que la diversidad no es un problema, sino una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad, a través de la activa participación en la vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los procesos sociales, culturales y en las comunidades.

Entonces, ¿qué nos permite la inclusión?

  • Disfrutar de un mundo más equitativo y respetuoso frente a las diferencias.
  • Beneficiar a todas las personas sin perjuicio de sus características, es decir, sin etiquetar ni excluir.
  • Proporcionar un acceso equitativo, revisando procesos constantemente y valorando el aporte de cada persona a la sociedad.

 

Es importante encontrar formas significativas de mostrar a los trabajadores que su diversidad es una fortaleza, no un revés. Esto los motiva a ser verdaderos y dar lo mejor en el trabajo, aumentando su confianza y mejorando las relaciones en el camino. Para aprender cómo comunicarse de un modo natural en el ámbito laboral, haz click aquí.

Las personas con discapacidad pueden necesitar apoyo para participar plenamente en sus comunidades. Este apoyo puede variar desde alojamiento para hacer que un espacio sea accesible para una persona con limitaciones físicas o sensoriales, hasta capacitación para maestros para que puedan enseñar a los estudiantes de todas las habilidades y talentos, hasta la asistencia de consejeros y amigos para tener éxito en un trabajo o una actividad recreativa. . El apoyo debe respetar los deseos, necesidades y elecciones de la persona con discapacidad.

 

 

Compartir