Incluir a personas con discapacidad dentro de tu organización va a generar un impacto muy positivo en tu empresa. 

Mejora la reputación corporativa, promueve el trabajo en equipo, posibilita un compromiso mayor con los valores, se aprende a ser más inclusivo y a aceptar la diversidad.

Dar el primer paso para contratar a personas con discapacidad es el mayor desafío.  Creenos, es mucho mas simple de lo que parece a primera vista.

Las preguntas más comunes son: ¿cómo hacerlo?, ¿cómo empezar? y ¿por qué hacerlo?

El único requisito para poder hacerlo es TENER GANAS. El resto se irá dando solo. Lo primero es encontrar el deseo profundo de hacer que la empresa de la que formas parte pueda transformarse en una organización inclusiva. Ese será el primer impulso para movilizar a los ejecutivos, las decisiones y los recursos necesarios para hacer que este sueño se vuelva una realidad.

Piensa que nadie en tu empresa es ajeno a poder tener una discapacidad o a que algún miembro de su familia la posea por lo que ser una empresa incluyente te beneficiará mucho.

Lo segundo es conectarse con los valores corporativos que se activan al tomar esta determinación. El valor del respeto, de la aceptación de la diversidad, de la inclusión, de la meritocracia, de la no discriminación.

A esto debes sumarle los aspectos estratégicos, como el factor productivo, el logro de objetivos y metas. Entender que las personas con discapacidad pueden ser un gran aporte para la organización.

Las empresas que ya han contratado a personas con discapacidad saben que contar con ellas tiene una serie de beneficios como mejorar el clima laboral, promover el trabajo en equipo, comprometer más a los trabajadores y mejorar la reputación corporativa.

Si quieres que te contactemos con empresas que ya han comenzado a incluir personas con discapacidad, lo único que tienes que hacer es contactarnos y con gusto lo haremos. Es nuestro trabajo que puedas conocer sus experiencias y hacerte simple su contratación.

 

 

Compartir