Paso # 6: ¿Cómo lucirte en una entrevista de trabajo?

Ha llegado el momento de la entrevista. Vamos a darte las herramientas para que puedas afrontarla de la mejor manera. Algunos de los puntos que vamos a cubrir son: Que tipos de entrevistas existen, cómo prepararte para la entrevista de trabajo, desde la vestimenta correcta, aseo personal, respuestas a preguntas difíciles y cómo destacar tus aptitudes.

Parte 1:

Parte 2:

En este video vamos a ver el Paso No. 6 – Parte 1:
¿Cómo lucirte en una entrevista de trabajo?

 

Finalmente ha llegado el momento de la entrevista. Vamos a darte las herramientas para que puedas afrontarla de la mejor manera. Algunos de los puntos que vamos a cubrir son:

 

  • ¿Qué Tipos de Entrevistas existen?, por ejemplo Telefónicas, Individuales y Grupales.
  • ¿Cómo Prepararte para la entrevista de trabajo?, desde la vestimenta correcta, aseo personal y respuestas a preguntas difíciles.
  • ¿Cómo destacar tus aptitudes?
  • Saber que todo comunica y el uso correcto del Lenguaje corporal.
  • ¿Por qué pensar de antemano en tus fortalezas y debilidades?
  • Anímate a preguntar cómo sigue el proceso y cuando te van a comunicar novedades.
  • Manejar las Expectativas Salariales.
  • Enfrentar Preguntas inusuales.

 

Existen varios Tipos de Entrevistas, las más comunes son las telefónicas, las Individuales, y las Grupales.

Comencemos por las Entrevistas Telefónicas ya que es la primer etapa de evaluación utilizada por muchos reclutadores.

A continuación, te presentamos algunos aspectos a considerar en caso de que tu entrevista sea por vía telefónica. Ten preparado un mensaje de presentación para poder responder a la típica pregunta “Cuéntame que haces”. De ser posible, busca un sitio cómodo y tranquilo al momento de recibir la llamada.

Si te llaman a tu celular, trata de que la llamada continúe en un teléfono de línea para evitar problemas de recepción. No olvides hablar con claridad y utilizar un tono de voz amigable y convincente. Recuerda que La entrevista es el momento preciso para comunicar tu experiencia y tus capacidades al reclutador. Enfócate en tus objetivos y ten presente, siempre, tu valor como trabajador.

Pasemos ahora a la Entrevista individual: En general puede ser realizada por un reclutador externo a la empresa, alguien de RRHH dentro de la empresa o quien va a ser el jefe del puesto a cubrir. Es un diálogo con preguntas y respuestas en el que ambos participantes van a tratar de resolver sus dudas. En el caso del entrevistador, su foco estará en saber si el candidato es el mejor para cubrir el puesto vacante. No olvides que en esta instancia tu deber, además de contar porque eres el indicado para el puesto, hacer todas las preguntas necesarias al empleador para conocer si el empleo es el que buscas. Pregunta sobre os alcances del puesto, las tareas habituales, los horarios, la paga ofrecida y los beneficios de trabajar en esa empresa.

Pasemos ahora a la Entrevista grupal. Te van a reunir junto a un grupo de personas y pedir que te presentes.

Luego se hacen preguntas similares a las de una entrevista individual. El entrevistador va a buscar conocer cómo te desenvuelves en el grupo, si puedes trabajar en equipo y cuan colaborativo eres. Veamos cómo Prepararte para la entrevista de trabajo Uno de los aspectos claves es conocer el lugar donde se desarrollará la entrevista para poder prepararse y evitar llegar tarde. Trata de llegar al menos 10 minutos antes. Si se trata de un gran edificio de oficinas, ten en cuenta que anunciarse en recepción puede ser un trámite que demore algunos minutos. Si llegas antes y esperas en la recepción, puedes ver cómo es el lugar y la gente donde probablemente vayas a trabajar.

Lleva una identificación, ya que en los grandes edificios de oficinas es necesario presentarlo para ingresar. Piensa en todo lo que puedas necesitar y llévalo: Curriculum actualizado y en buen estado, un anotador y lapicera por si es necesario anotar algo, portfolio en caso de que tengas que mostrar trabajos anteriores, etc.

En cuanto a la vestimenta, trata de averiguar cómo es el estilo de esa empresa y ajusta tu vestuario a eso. Ante la duda, vístete formal. Siempre tienes que mostrar una imagen limpia, ordenada y sobria otro punto muy importante es Investigar sobre la empresa.

El Recolectar información sobre la empresa y el puesto al que te vas presentar demuestra tu interés y te posiciona mejor para poder comprender lo que el entrevistador te cuente. Puedes obtener información revisando la página web de la empresa y consultando en Google si en el último tiempo han salido noticias sobre esa compañía. Una recomendación que nunca está de más es que SEAS SINCERO. Es decir, no te sobre vendas, pero tampoco te tires abajo. Con esto me refiero a que no sobredimensiones la responsabilidad de un puesto o el periodo de trabajo. Mucho menos inventes un trabajo que no tuviste.

Puede ser que por eso te llamen para una entrevista y se darán cuenta de tus imprecisiones o contradicciones ya que uno de los objetivos de la entrevista es revisar la consistencia de un currículum o perfil.

 

En este video vamos a ver el Paso No. 6 – Parte 2:

¿Cómo lucirte en una entrevista de trabajo?

 

Destaca tus aptitudes y responde lo que te preguntan.

En una entrevista laboral existen algunas preguntas que suelen repetirse. Por eso, lo mejor es tener preparadas las respuestas. No abundes en información irrelevante. Presta atención a lo que te preguntan y responde sólo a eso. No es recomendable hablar de política, ni religión, ni de problemas personales. Tampoco hables mal de otras personas, como antiguos jefes, compañeros, etc. Ten en cuenta también que No solo las palabras comunican. El tono de voz, la postura y los gestos que acompañan a la conversación también comunican.

Te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte mucho:

Para mostrarte interesado en la propuesta y en la entrevista en general, es conveniente que puedas relajar los hombros, inclinarte levemente hacia delante para mostrar una postura abierta y predispuesta. Reclinarse hacia atrás, o cruzar los brazos suele generar el efecto contrario. Mantén la vista en tu entrevistador, mira a los ojos, pero sin fijar la vista.

Ten en cuenta tanto tu comportamiento corporal como el del entrevistador. Intenta orientar tu forma de responder a su estilo de entrevistar. Si notas que él se encuentra apurado, apresura la charla, brinda la misma información pero de manera dinámica. En caso de que su estilo sea más relajado, toma tu tiempo para acomodarte a él y responder pausada y reflexivamente.

Piensa en tus fortalezas y debilidades ya que seguro te lo preguntan para saber qué contestar cuando te pidan enumerar tus principales virtudes, fortalezas o habilidades clave, recuerda experiencias en las que las cosas te hayan salido bien. Por ejemplo, si hiciste un viaje de mochilero, eso habla de tu capacidad de flexibilidad. Si practicas un deporte, eso puede indicar cierta disciplina y esfuerzo sostenido o el disfrute por el trabajo en equipo. Todos tenemos debilidades, y una señal de madurez es el conocer esas áreas de mejora para poder afrontarlas con cuidado. Por eso, es importante que seas estratégico en la respuesta con respecto a una debilidad. Luego, probablemente te pregunten cómo abordas esas debilidades o dificultades. Como todos tenemos defectos, lo que realmente hace la diferencia es qué haces respecto a ellos.

Animate a preguntar cómo sigue el proceso y cuando te van a comunicar novedades. Al cierre de la entrevista, el entrevistador te preguntará si tenés dudas, preguntas o comentarios. Y cómo hacer preguntas demostrará que estás interesado, es bueno ir pensando a lo largo de toda la entrevista qué puedes comentar o preguntar. Además de los interrogantes que te surjan, puedes preguntar: ¿Cómo sigue el proceso de selección? (Sobre todo si el entrevistador no te informó cómo era). Al despedirte, agradece la entrevista.

Si no te lo han comentado, siéntete libre de preguntar cuál es el salario ofrecido. Si la búsqueda pide que envíes tu CV con pretensión salarial, hazlo. Si no sabes qué valor poner, averigua cuál es el salario que suele ofrecerse para un puesto similar al que te vas a postular.

Preguntas inusuales para conocerte mejor

Muchos reclutadores utilizan diferentes técnicas para descubrir otras cosas que no vienen en tu currículum, aspectos que le hagan saber si eres el candidato ideal para el puesto. Algunas preguntas que podrían sorprenderte durante tu entrevista son:

 

¿Qué puedes decirme de ti?

Tu respuesta debe estar orientada al ámbito laboral; demuestra al entrevistador, tus mayores fortalezas en el campo de tu interés.

 

¿Cómo organizas tu tiempo?

Expresa al entrevistador tu capacidad para manejar adecuadamente tus tiempos para la realización de tareas.

 

¿Cuáles fueron tus fracasos en tu empleo anterior?

Algunos expertos recomiendan que indiques que en lugar de fracasos, fueron aprendizajes y que te ayudaron a mejorar tu desempeño.

 

¿Qué haces cuando tienes dificultades para resolver un problema?

El entrevistador querrá determinar si tienes o no la capacidad de enfrentar las dificultades que exige el puesto, y si puedes proponer soluciones efectivas.

 

¿Seguirías trabajando si te ganas la lotería?

Probablemente, esta es una de las preguntas más inusuales en una entrevista; sin embargo, si se te presenta la ocasión, demuestra que tu motivación se basa en sentirte productivo y con ganas de seguir trabajando.

 

¿Por qué deberíamos contratarte?

Si bien, no te esperas esta pregunta, es el momento de demostrarle al entrevistador que eres el mejor postulante para la vacante.

 

Es importante que, ante cualquier pregunta inusual, evites que los nervios te traicionen; mejor, respira profundo para que, en ese tiempo, puedas pensar en una respuesta y no te anticipes a ella. Recuerda siempre que el entrevistador querrá saber todo acerca de ti y no contratará a alguien de quien tenga desconfianza, por eso, evita dar respuestas inconclusas y que pongan en duda tu credibilidad. Lo mejor es que mantengas firme tu actitud y muestres motivación por conseguir el puesto.

 

Descarga el archivo PDF con el Paso #6 – parte 1


Descarga el archivo PDF con el Paso #6 – parte 2


>> Ir al paso siguiente >>


Banner Empresas #4