Oliver Hellowell es un joven británico con Síndrome de Down que, a sus cortos 18 años, ya ha desarrollado una interesante carrera en el mundo de la fotografía.

La manera en la que Oliver captura la naturaleza es única. Como su propia madre afirma, “tiene una forma de mirar el mundo que difiere del resto”. Su habilidad con la cámara lo ha catapultado a una gran popularidad en redes sociales, contabilizando hasta el momento unos 40.000 seguidores en su página de Facebook.

No sólo las cifras han sorprendido al joven y su familia, sino también la diversidad de gente que lo sigue. La fanpage de Oliver cuenta con fans desde Brasil hasta Alaska. Este joven emprendedor aspira a que la fotografía, especialmente la de aves, se convierta algún día en su profesión.

Compartir