Todo lo que necesitas saber sobre discapacidad visual

Todo lo que necesitas saber sobre discapacidad visual

La discapacidad visual es una realidad para millones de personas en todo el mundo, presentando desafíos únicos y requiriendo una comprensión profunda para fomentar la inclusión y la accesibilidad. En este artículo, exploraremos los aspectos clave relacionados con la discapacidad visual, desde su definición y causas hasta las estrategias de apoyo.

Clasificaciones

De acuerdo al grado de limitación de la visión, se suele distinguir entre personas ciegas, que no obtienen información a través del canal visual; y personas con disminución visual, quienes en cambio sí la adquieren mediante dicho canal.

A su vez, dentro del grupo de personas con disminución visual hay diversas manifestaciones, las cuales se rigen de acuerdo al tipo de limitación, ya sea por agudeza o por campo visual. Esta clasificación no es exhaustiva, pero sirve a grandes rasgos para trazar una distinción entre los tipos de discapacidad visual más frecuentes.

Es importante no generalizar y tratar a cada persona de manera individualizada, respetando sus necesidades y limitaciones específicas.

Hay dos diferentes clasificaciones de la disminución de la vista que son:

  • Ceguera: Pérdida completa del sentido de la vista.
  • Disminución visual: pérdida parcial del sentido de la vista.

Causas

Los motivos que pueden ocasionar una limitación visual total o parcial se dividen de la siguiente manera:

· Causas previas al nacimiento (prenatales): se trata de una limitación visual hereditaria o congénita
· Causas durante el nacimiento (perinatales): se trata de una limitación adquirida al momento de nacer
· Causas posteriores al nacimiento (postnatales): se trata de una limitación adquirida a lo largo de la vida, y que puede darse por traumatismo, enfermedad o vejez

En este marco, es importante diferenciar entre una persona que nace con una limitación visual total o parcial, y una persona que adquiere la limitación en algún momento de su vida. Esta divergencia implica, entre otras cosas, que las personas que nacieron ciegas no tuvieron acceso a la información visual y por lo tanto no tendrán noción, por ejemplo, de las posturas corporales culturalmente establecidas, o de los colores; mientras que las personas que han adquirido la limitación a lo largo de su vida sí tendrán esas nociones.

Sistema Braille, tipografía grande, material sonoro y JAWS

Las personas ciegas pueden acceder a la lectoescritura a través del Sistema Braille, basado en puntos en relieve que son “leídos” a través del tacto.

Este sistema, creado por el francés Louis Braille en el año 1821, consiste generalmente en celdas de seis puntos en relieve, organizados como una matriz de tres filas por dos columnas, que convencionalmente se numeran de arriba a abajo y de izquierda a derecha. La presencia o ausencia de puntos permite la codificación de los símbolos.

En el braille español, los códigos de las letras minúsculas, la mayoría de los signos de puntuación, algunos caracteres especiales y algunas palabras, se codifican directamente con una celda, pero las mayúsculas y los números son representados además con otro símbolo como prefijo. El Braille puede ser generado a mano con una tablita o pizarra Braille, y un punzón, a través de una máquina de escribir Braille o con una impresora Braille.
Por su parte, las personas con disminución visual pueden acceder a la lectura a través de textos con tipografía grande (large-print).

Otro modo de acceder a escritos por parte de las personas con discapacidad visual es a través de bibliotecas parlantes que cuentan con versiones sonoras de algunas obras. Por otro lado, con la incorporación de las computadoras a la vida cotidiana, se ha popularizado entre las personas con discapacidad visual el acceso a la lectura a través del software JAWS (Jobs Access With Speech), que es un lector de pantalla. La utilización de este programa depende de que el material esté digitalizado y, ese mismo archivo permite a las personas con disminución visual acceder a la lectura agrandando el tamaño de fuente.

Bastón blanco, bastón verde, perros guía

El bastón blanco es el instrumento esencial de orientación y movilidad que utilizan las personas ciegas para esquivar obstáculos y como identificación para que el resto de las personas puedan darse cuenta de que se trata de una persona ciega. Este, cabe mencionar, puede llevar una parte fluorescente para facilitar su visualización cuando hay poca luz. Es plegable y tiene una banda elástica que, puesta en la muñeca, evita que se caiga mientras es utilizado. Por lo general, se utiliza al ras del piso e indica a la persona si puede apoyar el pie en el espacio registrado. También sirve para guiarse al golpear una superficie de referencia, como una pared.

Existen también los perros guía, especialmente adiestrados para acompañar la movilidad de la persona con discapacidad visual. En algunos países, las personas con discapacidad visual que utilizan perros guía están exceptuadas de la restricción de entrar con animales a determinados lugares o al transporte público.

Cada persona con discapacidad visual puede requerir soluciones de adaptación y movilidad específicas según su caso en particular. Por lo tanto, recomendamos que siempre consulten con un profesional capacitado en el área para recibir asesoramiento personalizado y encontrar las soluciones que mejor se adapten a sus necesidades.

¿Tienes conocimientos adicionales que puedan enriquecer nuestra comprensión de este tema? ¡Te invitamos a compartir tus ideas, preguntas o perspectivas en los comentarios!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Ir al contenido