¡Manos a la obra! Arma un borrador del cv. Prueba con varios modelos. Recuerda esta frase: “a cada empleo un cv distinto”. Si presentas el mismo cv para todo tipo de empleo, pierdes la oportunidad de ser específico y contar qué particularidad podrías aportar a cada puesto.

El currículum debe detallar la experiencia laboral, los estudios, capacitaciones e idiomas que hayas realizado.Cuanto más breve sea mejor, ya que aumenta la posibilidad que el empleador lo lea. La extensión máxima aconsejable es de una página.

Si no cuentas con experiencia laboral o títulos formales, resalta los voluntariados o la educación obtenida.

Detalla todas las características que creas necesarias. Recuerda que un empleador no sabe absolutamente nada de ti. Por lo tanto, debes contarle por qué sos el candidato adecuado para el empleo. El orden es ir de la experiencia más actual a la más antigua.

Detalla tus pretensiones salariales sólo si te lo piden. Un punto a favor es redactar el objetivo laboral en la parte superior de la página.

La tipología recomendable para utilizar es Times New Roman o Arial, y la letra en tamaño doce. Es aconsejable no usar fuentes de letras exóticas, y siempre pero siempre revisa la ortografía.

Además de preparar tu cv para presentar en diferentes empleos. Otra opción es registrarte en el sitio http://www.incluyemechile.cl/registrarse/  y luego cargar tu cv completando los campos en blanco.

No es obligatorio sumar una fotografía, pero en el caso que lo hagas ingresa a este link para leer las recomendaciones al elegir una foto: http://www.incluyemechile.cl/como-elegir-una-foto-para-el-curriculum-vitae/

¡Este proceso requiere de tu compromiso y decisión para lograrlo!

Compartir