1-¿Por qué quiere trabajar con nosotros?

Una forma de prepararte para responder a esta pregunta es investigar a la empresa y al trabajo en sí mismo. De esa manera, te darás cuenta qué necesitas contar. Tienes que poner en evidencia la experiencia que puede ser relevante para el cargo específico.

2-¿Qué actividades realizaba en su último empleo?

Contá cuáles eran las responsabilidades claves. Usa ejemplos de las tareas que asumiste. Por ejemplo: “Era el asistente de un abogado. Estaba como responsable del seguimiento de los casos y del contacto con los clientes. Debía informar diariamente de las novedades relevantes de cada caso”.

3- ¿Qué aspecto no le gusta de usted o quisiera mejorar?

El objetivo de esta pregunta es ver cómo te manejas con preguntas un poco más incómodas. Entonces lo ideal es contar algo que no te gusta de vos, pero estás mejorando para cambiarlo.

4-¿Cómo se ve en 5 años?

Esta pregunta apunta a descubrir tu nivel de proyección y compromiso.

5-¿Por qué dejaste el último trabajo?

No es recomendable hablar mal de tu empleo anterior como tampoco de otras personas. Una respuesta posible es destacar tu deseo en seguir creciendo profesionalmente, por eso el énfasis en encontrar nuevas oportunidades.

6-¿Tiene alguna pregunta para hacernos?

Es el momento de obtener información útil, determinante para aceptar el trabajo.

Compartir