Conseguís la ansiada entrevista de trabajo, aumentan tus nervios y te preguntas, ¿qué hago? Bien, antes del encuentro con el empleador puedes poner en práctica algunos ejercicios que te motivarán. El objetivo es ir más preparado/a.

La entrevista es una conversación entre dos personas, si lo piensas de esta manera le quitas peso a la situación. Más allá del resultado final es una experiencia que te sumará.

Ejercicios previos a la entrevista:

1-Practica en tu casa sobre los temas que vas a hablar : trabajos anteriores, las responsabilidades que tenías a cargo, tus estudios, experiencias de voluntariado, intereses personales, y aquello que quieras mencionar.

Cuanto más practiques, te sentirás más seguro. Si tienes la posibilidad, grábate en video, y luego obsérvate o escúchate para modificar ciertos aspectos como formas de expresión o gestos corporales.

2-Reflexiona y anota en una hoja qué podrías aportar al nuevo empleo. Tu valor agregado. Seguramente lo contarás en la charla.

3-Investiga en la red sobre el empleador. Conocer previamente a la empresa demuestra un genuino interés de tu parte.

4-Imprime varias copias de tu currículum para tener a mano.

¡En la próxima nota, continuaremos trabajando en la entrevista laboral!

Compartir