Las grandes empresas siguen apostando de lleno en la utilización de tecnologías disruptivas para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad. En este caso, el gigante informático Microsoft está trabajando en el desarrollo de un producto enfocado en las personas con discapacidad visual.

Este nuevo producto involucraría el uso de tecnología de audio en 3D. Hilando más fino, implicaría la utilización de auriculares de conducción ósea que, una vez colocados alrededor de la cabeza del usuario, transmiten sonidos a través de los huesos del cráneo. De esta forma se evita que los usuarios pierdan contacto con el exterior, sin aislarse, como muchas veces sucede  con los auriculares convencionales.

Estos auriculares estarían vinculados de forma inalámbrica con un smartphone. Así, los usuarios podrán escuchar indicaciones verbales en todo momento, como el tiempo que falta para llegar a un cruce o un paso de cebra, además de información del transporte público o incluso información turística, pero sin nunca aislarse del exterior.

De momento el proyecto se encuentra en una fase temprana de desarrollo, pero los pronósticos son más que alentadores.

Compartir