Versión en lectura fácil por Agustina Retaco.

 

¿Qué es lectura fácil?

Adaptar documentos para que
sean fáciles de leer y comprender.

 

¿Cuándo surgió?

Hace muchos años, en un país llamado Suecia.
En Suecia publicaron el primer libro en lectura fácil.
Gracias a ese libro, otros países empezaron a escribir
documentos en lectura fácil.

La Federación Internacional de asociaciones e
Instituciones bibliotecarias (IFLA) creó el documento
“Directrices para materiales en lectura fácil”.
Es un documento con normas que hay que seguir
para escribir los documentos en lectura fácil.
Todos los documentos en lectura fácil siguen esas normas.

 

¿A quiénes están dirigidos los documentos en lectura fácil?

Personas que tienen dificultades en
leer y comprender un documento.

Se dividen en dos grupos:
1. Personas con necesidades permanentes.
Significa que son personas que siempre
van a necesitar documentos en lectura fácil.
Por ejemplo, personas con discapacidad intelectual.

2. Personas con necesidades temporales.
Son personas que durante un tiempo
necesitan leer documentos en lectura fácil.
Por ejemplo, personas de otros países.

También, esos dos grupos se dividen por edad:
• niños
• jóvenes
• adultos

Los documentos en lectura fácil deben respetar
el vocabulario del grupo al que están dirigidos.
Significa que los libros para adultos
deben tener vocabulario adulto.

 

¿Por qué es importante escribir documentos en lectura fácil?

Porque es un derecho que tienen todas las personas.
Es un derecho buscar y recibir información
fácil de leer y comprender.
Es un derecho elegir el modo de comunicarse.
Esto lo afirma el artículo n° 21 “Libertad de expresión,
de opinión y de acceso a la información”
de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

La lectura fácil permite leer y entender:
• libros literarios.
• diarios.
• informes médicos.
• contratos.
• leyes.

La lectura fácil permite:
• participar de actividades de artísticas.
Por ejemplo, visitar un museo y comprender
las obras de arte.
• votar en las elecciones públicas.
• decir lo que pienso.
• compartir pensamientos, ideas y experiencias.
• saber lo que pasa en la sociedad donde vivo.

La lectura fácil ayuda a:
• creer en uno mismo.
• leer y disfrutar un libro.
• tener independencia.
• pensar distinto.

 

Por todo esto, es muy importante que
se escriban y adapten documentos en lectura fácil.
Porque favorece la inclusión de las personas
que tienen dificultad en leer y comprender documentos.
Porque favorece la inclusión de
las personas con discapacidad.

Compartir