Para poder entender en su totalidad la importancia de una ciudad con una infraestructura inclusiva, primero se debe entender por completo el término Diseño Universal. 

Según Ron Mace (1941 – 1994), creador del término, el Diseño Universal busca estimular el desarrollo de productos atractivos y comerciales que sean utilizables por cualquier tipo de persona. Está orientada al diseño de soluciones ligadas a la construcción y a los objetos que respondan a las necesidades de una amplia gama de usuarios (Corporación ciudad accesible, 20 de febrero de 2012)

Como se mencionó anteriormente, el concepto de Diseño Universal se basa en siete principios básicos, los cuales serán mencionados y explicados a continuación:

  • Igualdad de uso: “El diseño debe ser fácil de usar y adecuado para todas las personas, independiente de sus capacidades y habilidades” 
  • Flexibilidad: “El diseño se acomoda a una amplia gama y variedad de capacidades individuales.” 
  • Uso simple y funcional: “El funcionamiento del diseño debe ser simple de entender” 
  1. Información comprensible: “El diseño comunica la información necesaria al usuario, aunque éste posea una alteración sensorial. Utiliza distintas formas de información (gráfica, verbal, táctil)” 
  2. Tolerancia al error: “El diseño reduce al mínimo los peligros y consecuencias adversas de acciones accidentales o involuntarias. Dispone los elementos de manera tal que se reduzcan las posibilidades de riesgos y errores” 
  3. Bajo esfuerzo físico: “El diseño puede ser utilizado eficiente y cómodamente con un mínimo de fatiga física. Permite al usuario mantener una posición neutral del cuerpo mientras utiliza el elemento” 
  4. Espacio y tamaño para el acercamiento y uso: “Es necesario disponer espacios de tamaños adecuados para la aproximación, alcance, manipulación y uso, sin importar el tamaño, postura o movilidad del individuo” 

 

Es por todo lo mencionado anteriormente, que incorporar los criterios que incluye el  Diseño Universal al momento de realizar construcciones en las distintas ciudades del mundo, es fundamental. Gracias a esto, y sus siete principios básicos, es que hoy en día existen cada día más infraestructuras accesibles para todas las personas, considerando su diversidad y sin importar la condición en la que se puedan encontrar. Diseñar y construir infraestructuras inclusivas permite que las personas que presenten cualquier tipo de discapacidad, puedan acceder a estas sin mayores complicaciones.  

Sin embargo, a pesar de que existe este concepto y de la existencia de todas las medidas y ayudas posibles para que todo esto sea posible, siguen existiendo distintas infraestructuras que no permiten el acceso para las personas con discapacidad, por ejemplo, a quienes utilizan silla de ruedas. También encontramos calles que no cuentan con señalización inclusiva, como semáforos con señales audibles o con suelo podotáctil que guía y entrega indicaciones de seguridad a personas con discapacidad visual. Entonces, ¿por qué si existe este concepto de Diseño Universal, siguen realizándose edificaciones que no son 100% accesibles? Esto se debe, principalmente, por un bajo conocimiento por parte de las personas en general y por quienes diseñan y construyen las infraestructuras o servicios. Informar, concientizar, capacitar e incluir este concepto, es primordial para lograr una ciudad más inclusiva, que respete la variedad y singularidad de cada persona y, por sobre todo, el ejercicio de sus derechos a las personas con discapacidad.