La forma en que un candidato establece contacto visual con sus entrevistadores puede ser un factor determinante para conseguir un trabajo o quedar en el camino, no solo por lo que uno puede transmitir, sino también para conocer las reacciones de los entrevistadores a lo largo de la reunión.

Si no estás mirando a la cara a los reclutadores, estás perdiendo muchas señales no verbales valiosas que podrían ser útiles para corregir tu desempeño sobre la marca. Los gestos de los entrevistadores podrían hacerte entender que estás hablando mucho o muy poco, por ejemplo.

El lenguaje corporal dice mucho sobre nosotros. Como seres humanos, nos comunicamos constantemente, incluso cuando no estamos hablando. Establecer una conversación fructífera con una persona que no establece contacto visual o que la mayor parte del tiempo está mirando hacia el piso es realmente difícil.
Aquí dejamos algunos tips prácticos:

  • Mientras que el contacto visual es importante, no te vayas al otro extremo y mires a tus entrevistadores de una forma desafiante. El contacto visual debe ser natural y fluir con la propia conversación.
  • Lleva contigo un cuaderno y un bolígrafo para la entrevista. Esto te da una oportunidad natural para mirar hacia abajo de vez en cuando.
  • Si tienes más de un entrevistador, recuerda que debes hacer contacto visual con todos ellos, no sólo a la persona con la que te sientas más cómodo, o el que lleva adelante la mayor parte de la conversación.
Compartir