Christy nació en Dublín, Irlanda en 1932. Fue uno de los 22 niños nacidos de sus padres. Su padre era un albañil de Crumlin y su madre era ama de casa.

A minutos de nacer, los médicos descubrieron que tenía una severa parálisis cerebral que lo dejó casi totalmente paralizado.

Durante la adolescencia de Christy apareció una asistente social llamada Katrina Delahunt. Se enteró de su historia y comenzó a visitarlo con regularidad. Empezó a traerle libros, materiales de pinturas, entre otros. Él demostró un gran interés en las artes y la literatura. Gracias a su asistente social, decidió hacer algo por él mismo y empezó a tener una impresionante habilidad física, ya que aprendió a escribir con la única extremidad que tenía… el pie izquierdo.

Gracias al apoyo de su madre, que fue una profesora para él. Echó por tierra todas las barreras que impedían su integración en la sociedad al aprender a usar su pie izquierdo para escribir y pintar.

Con el pasar de los años, Christy se recibió sin educación formal, pero asistió a la Escuela Clínica St Brendan en Sandymount. En St. Brendan entró en contacto con el Dr. Robert Collis, un conocido autor. Collis descubrió que Christy también era un novelista natural y, más tarde lo ayudó a usar sus propias conexiones para publicar “Mi pie izquierdo”, que era un relato autobiográfico de la lucha de Christy con su vida cotidiana, con su discapacidad en medio de la vibrante cultura de Dublín.

 

Cuando Mi pie izquierdo se convirtió en una sensación literaria, Christy se volvió famoso y comenzó a recibir cartas de admiradores, pero necesitaba ayuda para contestarlas así que contrató a Beth Moore, quién luego se convertiría en su esposa.

En 1965, Christy viajó a Connecticut para terminar su obra magna, que había estado desarrollando durante años. Finalmente lo terminó en 1967 con la ayuda de Beth. Finalmente el libro titulado “Down, todos los días” se publicó en 1970 y le permitió ser reconocido a nivel internacional.

“Down, todos los días” era un ambicioso proyecto elaborado en gran parte de una expansión de Mi pie izquierdo, y se convirtió en un bestseller internacional publicado en más de 14 idiomas. En la obra Christy utilizó la corriente de la conciencia técnica y trató de documentar la cultura de Dublín a través del uso del humor, dialectos precisos y descripción de las características intrincadas. A “Down, Todos los días” le siguieron una serie de novelas como “Una sombra en verano” (1972), “Salvajemente crecen los lirios” (1976) y “Una prometedora carrera” (publicado póstumamente en 1982).

Con el pasar del tiempo, la salud de Christy se había deteriorado y murió trágicamente a los 49 años después de atragantarse durante una cena.

Para más información, podés ver la película “Mi pie Izquierdo” de  Jim Sheridan, del año 1989.

Compartir