La historia Jessica Cox seguramente dejará perplejo a más de uno. Es que esta joven estadounidense de 31 años es la primera piloto de avión sin brazos.

Jessica Cox nació sin sus miembros superiores debido a una extraña enfermedad que nunca pudo ser diagnosticada. Desde sus primero años, Jessica aprendió a manejarse en situaciones cotidianas utilizando únicamente sus pies. Así, comenzó a practicar taekwondo hasta llegar al cinturón negro. Luego incursionaría en otras prácticas, como buceo, surf, baile y hasta piano. Además de todas estas actividades, Jessica es psicólogo y ofrece charlas motivacionales.

Fue en el año 2008 cuando obtuvo su licencia como piloto de aeronaves, lo que le valió ingresar al Libro Guinness como la primera persona sin brazos en lograr tal proeza. “La primera vez que mi instructor me dejó tomar los controles, recuerdo haber estado aterrada, pero me enganchó inmediatamente”, comentó la joven.

“Les doy el mensaje a otras personas de que podemos sentirnos completos y satisfechos a pesar de nuestros desafíos”, expresó Jessica Cox, que el año que viene presentará un documental sobre su vida titulado Rightfooted.

Compartir