La Historia de Johnny

Al segundo que lo vio cuando nació, la madre sabía que Johnny era ciego. Algunos años después, descubriría que también tiene autismo y una deficiencia en el crecimiento, junto con retrazo mental.

 

Los padres de Johnny se hacen cargo de todo en la vida de él. Lo visten, alimentan e incluso lo sientan en el inodoro. Cuidar de él, su trabajo y a sus otros tres niños es muchísimo.

 

Ante todo, sientan bien con sus hijos, hablan mucho de cómo quieren a todos sus hijos y especialmente a Johnny. El padre admitió que no conoce a ningún otro niño como Johnny y que se sienten muy bendecidos tenerlo.

 

“Nuestro hijo es un regalo”, expresó el padre.

 

Después de amamantar a Johnny por un año, la madre no se sentía bien consigo misma, fue al doctor y éste le dijo que solo de mirarla una vez sabía que tuvo cáncer de mama.

 

Ahora se preocupa mucho por su familia porque sabe que en solo un año es posible que pierdan un hermano/hijo y su madre/marido.

 

Está historia es muy inspiradora porque, aunque tienen más de que preocuparse que otras personas, se centran en las cosas hermosas de la vida y lo maravilloso que es su hijo, Johnny.

Compartir