2014 fue un año especial para los amantes del fútbol, pues se disputó la Copa del Mundo de Brasil, donde la selección alemana resultó como justa ganadora. Sin embargo, no todo termina ahí; existe otra cita deportiva que, aunque acapara menos atención del público general, es esperada con ansias por sus protagonistas.

Estamos hablando de la Copa Mundial de Fútbol para Amputados 2014,  que se celebrará del 30 de noviembre al 08 de diciembre en la ciudad de Culiacán, México, y en la que ya se ha confirmado la asistencia de 24 de los 32 países que integran la Federación Internacional de Fútbol Para Amputados.

Para tener una visión más clara de cómo se desarrolla esta variación del fútbol, les dejamos algunos aspectos generales y reglamentarios:

  • Los jugadores de campo pueden tener dos manos pero una sola pierna. Los guardametas pueden tener dos piernas pero una sola mano.
  • Se juega con muletas de metal y sin prótesis. Se acepta una excepción en el caso de los amputados a quienes les falten las dos piernas, que pueden utilizar una prótesis.
  • Los jugadores no pueden utilizar las muletas para empujar, controlar o parar el balón voluntariamente. Tal acción se equipara a tocar o jugar el balón intencionadamente con la mano. Pero si la pelota toca una muleta de forma involuntaria, la acción es tolerada.
  • El uso de la muleta contra algún jugador se penaliza con la expulsión y una pena máxima.
  • Terreno de juego: 70 X 60 metros como máximo.
  • Porterías: 2,2 metros como máximo (alto) x 5 metros como máximo (largo) x 1 metro (ancho).
  • Balón: el estándar de la FIFA.
  • Duración de los partidos: los encuentros constan de dos periodos de 25 minutos cada uno, con un descanso de 10 minutos.
  • Tiempo muerto: se concede un tiempo muerto de dos minutos por equipo y por partido.
  • Fuera de juego: no se aplica.
  • Número de jugadores: 6 jugadores de campo y un arquero.
  • Guardameta: el portero no puede salir del área. Si lo hace voluntariamente, es expulsado del terreno de juego y el equipo contrario obtiene una pena máxima a su favor.
  • Cambios: son ilimitados y se pueden efectuar en cualquier momento.
Compartir