En el país azteca, la situación con las personas con discapacidad afronta varias inconformidades con respecto al cumplimiento de sus derechos: Las leyes existen (que contribuyen a fortalecer las políticas para la inclusión de personas con discapacidad) pero no su total aplicación, es decir, no se lleva un registro adecuado de las cifras, ni ningún tipo de trabajo relacionado para promover sus actividades y mucho menos la atención médica pertinente, ignorando por completo a esta población. 

México en el año 2008 se sumó a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo con el propósito de crear estrategias y aplicarlas a nivel social para velar por los derechos de las personas con discapacidad, brindando una mejor calidad de vida, disminuyendo la exclusión y discriminación; hasta el momento no se han hecho efectivos.

Cada diez años, el Censo Nacional de Población hace un conteo bajo la descripción de “personas con alguna limitación física” sin tener en cuenta los tipos de discapacidad, tampoco se realizan las estadísticas pertinentes para poder tomar cartas en el asunto, lo cual indica que en el país, las personas con discapacidad son excluidas del sistema.

Por otra parte, La Coalición Mexicana por los Derechos de Personas con Discapacidad (Coamex) es una entidad que supervisa las actividades del Estado para los asuntos de discapacidad, declara que no puede realizar sus labores adecuadamente con la ausencia de datos e información estadística que permiten la creación de políticas que ayuden a esta comunidad y lo hace más complejo por ejemplo para aquellas personas cuya discapacidad no interfiera en su capacidad intelectual, negándoseles la oportunidad de tener un empleo.

Las familias que tienen un miembro con discapacidad alegan que deberían recibir un estudio por parte médico y no a través de encuestadores que no tratan a fondo el tema ni se da la atención necesaria para tomar acciones en pro de la inclusión.

¿Qué dice la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación?

En términos generales, se busca prevenir por medio de la normatividad, la eliminación de cualquier manifestación de discriminación que se presente y del mismo modo promover igualdad de condiciones dentro de la sociedad garantizando un buen trato.

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONADIS)

Su misión es planificar, coordinar y supervisar entre otras actividades, todo lo relacionado en materia de discapacidad. Este Consejo opera bajo el mando de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad. 

Funciones del CONADIS

  • Garantizar el cumplimiento de sus derechos y su pleno conocimiento de entidades que le respaldan.
  • El acceso adecuado a infraestructuras públicas que aseguren su buen desplazamiento.
  • Crear estudios e investigaciones acerca de la inclusión en todos lo ámbitos dentro de la sociedad.
  • Implementar la cultura de respeto por las personas con algún tipo de discapacidad por medio de programas que concienticen a la sociedad. 

La Ley General para la Inclusión de las personas con Discapacidad 

Órgano legislativo encargado de la promoción, protección y seguridad del libre ejercicio de los derechos humanos, garantizando su debida inclusión bajo el respeto e igualdad de oportunidades.

Entre estos derechos están: 

  • Derecho al trabajo
  • Derecho a la salud
  • Derecho a la educación 
  • Derecho a la movilidad
  • Derecho a la igualdad 
  • Derecho a la protección 
  • Derecho a no ser excluidos 
  • Derecho a un trato digno

 

Siendo éstos válidos a nivel nacional, en coordinación con el Gobierno Federal, entre otras entidades públicas y privadas.

Comunicación y comportamiento adecuado con las personas con discapacidad

En algún momento nos hemos enfrentado a una situación como esta, y realmente no estamos seguros de si lo estamos haciendo bien o no, lo que puede resultar incómodo para ambas partes, es por ello que aprender formas adecuadas de actuar y hablar es de vital importancia para evitar problemas y malos entendidos.

A continuación, veamos algunos consejos para poder realizar un tratamiento adecuado a las personas con discapacidad, respetando sus derechos y sin subestimarlos:

  • Al momento de dirigirse, hágalo a la persona con discapacidad.
  • Recuerda que la discapacidad no es sinónimo de incapacidad.
  • No subestimar es sumamente importante.
  • Ofrece una ayuda si ves que la persona parece necesitarla, siempre y cuando te den permiso de hacerlo.
  • Sé cortés y actúa con naturalidad.
  • No sobreproteger es lo ideal para no crear la impresión de paternalismo o que se sienta discriminada.
  • Siempre que vayas a brindar ayuda, pregunta cómo desean recibirla, no suponer.

Según el tipo de discapacidad, el tratamiento puede variar a nivel:

Físico

 

  • Ofrecer ayuda para mover y / o levantar objetos, tareas como abrir ventanas o puertas y cualquier otro tipo de actividad similar.
  • Si van a hacer una caminata, procura seguir su paso e ir graduándolo al suyo.
  • En caso de manipular sillas o algún otro equipo de ayuda, pregúntale al usuario como puedes ayudarle.
  • Para dirigirte a una persona que usa silla de ruedas, opta por posicionarte en frente y a su altura.

 

Intelectual

 

  • El tratamiento debe ser acorde a la edad de la persona, practica la empatía y no olvides su condición.
  • Si te encuentras con una persona con dificultades de entendimiento, por favor sé respetuoso y discreto al dirigirle la palabra.
  • Permite que se desenvuelva de forma independiente ayudándole sólo en los casos que sean necesarios.
  • Usa un lenguaje sencillo, para garantizar su total comprensión y evitando malinterpretaciones.
  • Al momento que la persona con discapacidad realice una pausa silenciosa, respeta su turno de uso de la palabra. 
  • Recuerda darles el tiempo necesario para que respondan en una conversación.
  • Una forma de apoyarlos es siendo pacientes.
  • Estar atento cada que responda en la conversación e interpretar su contenido en caso de ser necesario.

 

 

Compartir