Toma un calendario y fija día por día las tareas a realizar. En el caso que no lo cumplas, modifícalo. Pues cada tarea diaria puede llevarte más tiempo de lo previsto. La organización y planificación te ayudará a que la búsqueda sea más fluida, y verás en concreto los avances que estás realizando.

Establece como meta un cierto número de postulaciones durante la semana: en el sitio https://www.incluyeme.com y en las presentaciones espontáneas.

También lista con quién retomaras la comunicación para armar tu red de contactos. Recuerda que la red de contactos es otra herramienta en tu búsqueda.

Para tener un registro crea un archivo con distintas columnas en las que figure nombre de la empresa a la que postulas, fecha de envío de tu cv, nombre de la persona responsable de recursos humanos o reclutador, dirección de correo, teléfono y resultado de la postulación. Este organigrama será la base de nuevas ideas que vendrán a ti por estar activo. Y además, es el eje central para encontrar tu empleo.

A la par de esta responsabilidad, los especialistas en recursos humanos, recomiendan hacer otras actividades para distenderse. Claro que es fundamental estar enfocado en un objetivo. Pero que te desarrolles en otros ámbitos de tu vida te dará ánimo, motivación y aires nuevos para continuar con tu plan.

Compartir