Hay mucho que puedes hacer. ¡Empecemos!

1- Lista a las empresas con programas de inclusión laboral para personas con discapacidad. Ingresa aquí http://www.incluyemechile.cl/empresas/ para conocer alguna de ellas.

2-Genera una red de contactos con profesionales en recursos humanos y colegas de tu profesión u oficio.

Por ejemplo, contactar a profesionales en recursos humanos que te guiarán en la búsqueda. Puedes relacionarte con ellos a través de las organizaciones civiles que colaboran para la integración laboral.

3- Visibilizar las oportunidades reales, para detectar qué capacitaciones o cursos podrías realizar para completar el perfil profesional.

Conocer el mercado laboral te permite registrar cuál es el nicho que está demandando empleados.  A la vez, podrás identificar cuáles son las competencias que están exigiendo. Informarte es esencial para saber si un trabajo puede gustarte.

4-Contactar a otras personas con discapacidad para despejar dudas sobre la búsqueda y los procesos de adaptación en un trabajo.  Saber cómo superaron los miedos, a qué desafíos diarios se enfrentaron en su empleo, es orientador y a la vez motivador para la búsqueda.

La búsqueda de empleo lleva tiempo hasta que lo encuentras y la espera produce una sensación de incertidumbre. La táctica para desafiar la vacilación es contar con recursos valiosos que luego utilizarás en instancias decisivas. Estar siempre actualizado con un bagaje de información es “tener un as bajo la manga”.

Buscar empleo es una tarea ardua, pero de ninguna manera debes dejar de hacerlo. Si perseveras es probable obtener una respuesta. ¡Mantente activo!

Compartir