Nicholas James Vujicic nació el 4 de diciembre de 1982, en Brisbane, Australia con el síndrome de tretra-amelia, el cual se caracteriza por la carencia de extremidades. Es decir, Nick nació sin piernas ni brazos, solamente tiene una formación o Meromelia de lado inferior izquierdo.

Nick es un ejemplo de vida y un gran luchador, debido a su discapacidad y limitaciones físicas. Durante su edad escolar, su familia se mudó a Melbourne para tener una mejor calidad de vida. Pero la situación no fue fácil cuando el estado de Victoria prohibió su ingreso a la escuela por su discapacidad. En cuando las leyes finalmente se cambiaron, Nick se convirtió en uno de los primeros alumnos con discapacidad en integrarse en una escuela común.

Nick estaba molesto porque sus compañeros lo trataban diferente por su discapacidad.  Como resultado, tuvo episodios de depresión durante su infancia hasta el punto en que estaba considerando suicidarse.  A los diez años trató de ahogarse en la bañera, pero se detuvo por recordar el amor que le tenían sus padres. Después de mucha reflexión interna, Nick se dio cuenta que él era único, y aunque tenía retos que enfrentar, tenía una oportunidad en su vida para poder inspirar a muchas otras personas que estaban en la misma posición que él.

Nick cambió su perspectiva por la vida. Descubrió que si uno se cae, debe levantarse y si no tienes fuerzas o esperanzas, debes intentarlo una y otra vez hasta lograrlo, porque si se rinde, ¿Qué cambia? Debes seguir adelante, lo más importante es esforzarse hasta conseguir los objetivos.

A los 21 años hizo una carrera universitaria graduándose en Contabilidad y Planificación Financiera. Poco después, se convirtió en orador motivacional, dando charlas a gente por todo el mundo: ¡ya ha visitado a más de 30 países! También ha fundado una organización en 2005 llamada “Life Without Limbs,” que está comprometida con dar motivación e inspiración a las personas sin extremidades.  En 2008 filmó su propio documental llamado “nacido sin extremidades.”

Nick ha encontrado felicidad en enfocarse en lo que sí tiene en la vida, por lo que ha logrado y por quién es.  Ama la vida sobre todas las cosas y ha dejado atrás sus miedos y angustia que antes tenía. 

Nadie dijo que la vida sería fácil, y eso no podría ser más cierto para Nick. Pero lo que nos enseña a todos es que no debes centrarte en lo que no tienes en esta vida, sino estar agradecido por la vida que tienes.

¿Tienes una discapacidad? Duplicamos tus oportunidades laborales

 

Compartir