A pesar de estar completamente en silla de ruedas desde los ocho años, Aaron Fotheringham nunca abandonó su pasión por los deportes extremos. Este joven estadounidense perdió la movilidad en sus piernas luego de tres operaciones infructuosas debido a una condición conocida como espina bífida.

Aaron siempre observaba a su hermano cuando iba en su BMX al parque de patinaje; un día este le dijo que debería intentar montar la silla en el parque y Aaron lo intentó. Así fue que surgió este deporte extremo en silla de ruedas que combina trucos adaptados del skateboarding y BMX. Aaron lo bautizó como “Hardcore Sitter”, que traducido al castellano sería algo así como “Sentado al límite”.

Con tan sólo 14 años, Aaron ha logrado marcas inéditas en esta disciplina: después de conseguir en el año 2008 un espectacular salto con giro de 180º, ahora, se ha convertido en la primera persona en la historia en completar un “Back Flip” o giro de 360º en silla de ruedas.

Buscando que otras personas con discapacidad puedan disfrutar de los deportes extremos como el lo hace, Aaron asesora y ayuda a otros a intentar trucos en silla de ruedas, siempre exigiendo el uso de casco. El mismo ha sufrido varias lesiones de realizar estos trucos incluyendo una fractura de codo, lo que lo ha llevado a ser muy precavido en lo que ha seguridad se refiere. “No pienso en esto como una práctica, creo que en esto como una forma divertida de vivir mi vida”, afirma al joven.

¿Tienes una discapacidad? Duplicamos tus oportunidades laborales de conseguir empleo

Compartir