Barreras en el mundo laboral: ¿qué es el techo de cristal?

Cursos gratuitos en habilidades digitales

El Techo de Cristal es un obstáculo que hace un largo tiempo afecta a muchas personas en el ámbito laboral. Pero, ¿qué es exactamente el techo de cristal? El término refiere a una barrera invisible que impide el ascenso de ciertos individuos, especialmente mujeres y minorías, hacia puestos de mayor autoridad y responsabilidad dentro de las organizaciones. Aunque cuenten con las habilidades y competencias necesarias, se ven limitados por este fenómeno que dificulta su progreso en la jerarquía corporativa.

Las cifras son claras y preocupantes. Diversos estudios muestran que las mujeres y las minorías étnicas están subrepresentadas en cargos directivos y ejecutivos en comparación con los hombres blancos. Esto no se debe a la falta de capacidad o mérito, sino a la existencia del persistente techo de cristal. 

Detrás de esta problemática, encontramos diversas razones que perpetúan esta desigualdad en el mundo laboral. En primer lugar, los estereotipos de género y raza que juegan un papel fundamental. A menudo se asocia a las mujeres y las minorías con roles y capacidades limitadas, lo que dificulta su inclusión y ascenso en el lugar de trabajo.

Las dificultades para conciliar la vida laboral y personal también afectan a mujeres y minorías, como la de las personas con discapacidad. Las expectativas culturales sobre el papel de las mujeres en la crianza de los hijos pueden limitar su disponibilidad para asumir roles de liderazgo. Del mismo modo, las minorías pueden enfrentar desafíos adicionales debido a barreras socioeconómicas y culturales. Según ELADis (Encuesta Latinoamericana de Discapacidad), el 72.9% de las personas con discapacidad entrevistadas se encontraban sin empleo. 

No menos importante es la escasez de líderes femeninas y de minorías en puestos directivos, que puede desalentar a otros individuos que aspiran a esos roles. La falta de representación crea la idea de que es algo inalcanzable para ellos. Además, aunque muchas empresas promueven políticas de diversidad, equidad e igualdad, aún existen prejuicios inconscientes que influyen en las decisiones de contratación y promoción. Esto perpetúa la brecha salarial y el acceso desigual a oportunidades laborales.

Por último, muchas empresas se resisten al cambio, y pueden mantener estructuras jerárquicas tradicionales que favorecen a ciertos grupos, dificultando el avance de mujeres y minorías.

El techo de cristal es una realidad que debemos abordar de manera urgente. Romper estas barreras invisibles requerirá un esfuerzo en conjunto de la sociedad, las empresas y las personas. Fomentar una cultura organizacional inclusiva, eliminar prejuicios y estereotipos, y ofrecer igualdad de oportunidades para todos es fundamental para lograr un mundo laboral más inclusivo y equitativo. Así podremos alcanzar el verdadero potencial de cada individuo.

¿Tienes una discapacidad? DUPLICAMOS tus oportunidades laborales de conseguir empleo Click acá

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portal-empleo
Empresas-1
previous arrow
next arrow

Artículos Relacionados

¿Cómo cultivar una mentalidad emprendedora?

¿Cómo cultivar una mentalidad emprendedora?

En el apasionante mundo del emprendimiento, una mentalidad sólida es una de las claves del éxito. Las personas con emprendimientos exitosos no solo crean negocios, sino que también cultivan una mentalidad que las impulsa a superar desafíos, aprender constantemente y...

leer más
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Ir al contenido