1- Ten claras las preguntas que quieres hacer al empleador. Anota previamente todas las dudas que necesitas despejar. Mencionamos algunos ítems para que te inspires: funciones a cargo, horario de trabajo, trabajo temporal o fijo, salario, beneficios, vacaciones, capacitaciones. Posibilidad de crecimiento dentro de la empresa.

2- Escoge la ropa adecuada para la ocasión. Tan sólo debes elegir prendas cómodas con la que ya te sientas familiarizado/a. Elige colores plenos, el azul, el negro, el blanco. Debes evaluar el contexto y el puesto. Difiere una empresa dedicada a la creatividad y diseño gráfico a un estudio de abogados.

3- Ubica dónde se realizará la entrevista. Planifica con tiempo cómo llegaras para ser puntual. Averigua el nombre de la persona que te entrevistará.

4- Preparate para explicar tus aptitudes para el trabajo. Aquí es una buena oportunidad en resaltar también tu valor agregado. Sé positivo. No sólo importa el curriculum sino tus antecedentes personales.

5-Si no estás en condiciones de presentarte a la entrevista, informale cuanto antes al empleador. Lo ideal es que asistas y aproveches la oportunidad. 

La entrevista de trabajo puede ser larga o ser breve, fácil o difícil, casual o más formal. Pero el ser tú mismo te dará más chances en encontrar tu trabajo.

Compartir