Hoy en día son muchas las personas con discapacidad las que se han propuesto a destacar en diferentes disciplinas, un gran ejemplo de ello es Yulissa, una instructora de zumba con síndrome de down, la cual se ha licenciado para dictar clases, pero a diferencia de otros profesionales, tiene un carisma que le desborda, llenando sus clases de mucha energía y motivación para quienes las reciben.

El Zumba se considera como una disciplina fitness, la cual surgió en los años 90 en Colombia, ideada por Alberto Pérez, además es una herramienta para mantener la salud física, además de desarrollar, dar flexibilidad y fortaleza al cuerpo con movimientos de baile que se combinan en una rutina aeróbica.

Por otra parte, en el Zumba las rutinas son elaboradas basándose en ritmos de música latinoamericana, como el merengue, la salsa, la cumbia, samba y reggaetón. De hecho, al practicar esta disciplina se pueden quemar desde 300 hasta 1500 calorías, lo cual es increíble y de provecho para todos aquellos que la ejecutan.

instructora de Zumba con Síndrome de Down bailando
Imagen suministrada por: zumbafestmcallen.com

Yulissa la instructora de zumba con síndrome de down, es todo un ejemplo para cualquier persona, sobre todo aquellas que no se motivan por ejercitarse, además de proyectar un alto nivel de superación e impulsar la integración social de las personas con discapacidad.

Con respecto al síndrome de Down que caracteriza a Yulissa, el mismo es un trastorno genético, el cual es causado porque el par de cromosomas numero 21, tiene una copia extra, lo que trae como consecuencia cierto grado de discapacidad cognitiva, aunado a rasgos físicos particulares.

No deje de revisar un apartado dedicado a Universidades se suman a la inclusión social y accesibilidad de personas con discapacidad

Esta instructora de zumba con síndrome de Down es todo un ejemplo

También, las personas con síndrome de Down, suelen presentar problemas en el lenguaje, debido al tamaño de la lengua, el cual podría estar por encima de lo regular. Pero ninguna de estas características ha representado un obstáculo en el camino de esta instructora de zumba con síndrome de down, quien cada día brinda ejercicios a un salón lleno de mujeres, que disfrutan al máximo sus clases.

El solo observar una clase de esta carismática instructora de zumba con síndrome de down, hace que se despierte en los espectadores las ganas de bailar y poner su cuerpo en forma con esta maravillosa disciplina.

instructora de Zumba con Síndrome de Down bailando ejercicio deporte fitness 2017
Imagen suministrada por: malargue.gov.ar

Por lo general, en las clases de Yulissa, se observa no solo sus buenos movimientos, técnicas adecuadas del zumba y precisión al dar la clase, sino también la alegría con la que sus alumnas siguen cada paso, además de romper con cualquier barrera que exista para las personas con esta condición.

Esta instructora de zumba con síndrome de down quien logró licenciarse, gracias a su esfuerzo y perseverancia, demostrando que la discapacidad no es un impedimento, siempre y cuando se tenga la motivación, cualquier cosa puede lograrse.

instructora de Zumba con Síndrome de Down bailando aprende conoce deporte fitness ejercicio
Imagen suministrada por: mibebeyyo.com.mx/

En resumen, Yulissa la instructora de zumba con síndrome de down, no solo llena de alegría a sus aprendices, sino que también hace posible que las mismas gocen de los beneficios de esta disciplina, como el tonificar los músculos, liberar tensión, sociabilizar, además de ayudar a que el humor mejore.

A fin de cuentas, esta instructora de zumba con síndrome de down, representa a todas las personas que tienen esta condición, quienes cada vez más son integrados socialmente y demuestran que no existen limitaciones para alcanzar las metas y sueños.

Compartir