Hace 10 años, estaba trabajando en una empresa trasnacional en el área de compras, aprendiendo y viajando mucho, mi carrera estaba en evolución y estaba formando un buen currículum ya que estaba creciendo en esta empresa.

Un sábado tuve una cena familiar, y al regresar a mi casa una persona en completo estado de ebriedad y pasándose una luz roja, me impactó de costado, abandonándome cobardemente en el lugar del accidente.

Cuando me desperté, no reconocía el cuarto en el que estaba, ni a tanta gente que entraba y salía; no podía hablar y por alguna razón tampoco me podía mover. El cuarto estaba lleno de equipos eléctricos, monitores, oxígeno, y las personas que entraban al cuarto eran enfermeras y doctores.

“Tuviste un accidente de coche” me comentaron mis papás, sufriendo una lesión medular a nivel cervical C5, dejando mi cuerpo con una cuadraplejia incompleta. ¡Gracias a Dios me quedé!

Después de casi 7 semanas en el hospital, salí con toda la intención de re integrarme a mis actividades, poco a poco.

Cómo lo mencioné en líneas pasadas, trabajaba en una empresa transnacional y mi carrera estaba en crecimiento y por la falta de accesibilidad no pude regresar a trabajar allí, aunque siempre se portaron conmigo excelente, por lo que dada mi nueva condición física, empecé a estudiar a la población con discapacidad en México y el mundo, la normativa y las oportunidades laborales que había para nosotros.

Soy licenciado en Administración de Empresas egresado de la Universidad Anáhuac del Sur, hablo inglés y tengo otros estudios y después de buscar y buscar trabajo, lo único que me ofrecían era detrás de una recepción contestando el teléfono, como si mi discapacidad hubiera borrado mis conocimientos y años de estudios.

Estudié y descubrí la población tan grande que hay con discapacidad en México. En el año 2010 de acuerdo con el INEGI el 5.1% de la población teníamos algún tipo de discapacidad, ¡¡casi 6 millones!! En el mismo año la Organización Mundial de la Salud “OMS” afirmó que el 15% de la población a nivel mundial tenía discapacidad, ¡esto es más de 1 billón de personas! Lo que me llevó a pensar “…si yo que tengo carrera, experiencia laboral, hablo dos idiomas y no consigo trabajo, que pasa con el resto de la población con discapacidad que no tiene esas ventajas.” Hay una tasa de desempleo del 73% mientras que cerca del 80% restante son auto empleados.

Con este antecedente fundé Todo Accesible, S.C. Somos una consultora especialista en asesorías de Accesibilidad Universal para romper con las diferentes barreras urbanísticas y arquitectónicas que nos impiden integrarnos a la sociedad; así mismo impartimos talleres y pláticas de sensibilización al público en general sobre el tema de discapacidad y sus derivados para romper con la barrera cultural que existe al hablar de discapacidad.

Tenemos ya más de tres años constituidos como una Sociedad Civil ofreciendo diagnósticos y asesorías de accesibilidad universal, esto es accesibilidad para todos, con la oportunidad y las ganas para trabajar en unión con empresas privadas, restaurantes, hoteles, estadios, por mencionar algunos, así como con gobiernos con el fin de mejorar cualquier espacio transformándolo en uno cómodo, seguro y utilizable no solo para las personas con discapacidad, sino también para los papás con carriolas, personas de talla baja, de talla gruesa, tercera edad, niños, en fin, ¡para todos!

El día de hoy la Accesibilidad más que ser una necesidad es un derecho, ya que la Ley Federal del Trabajo establece:

  • Artículo 132 la fracción XVI Bis.- la obligación de los patrones de “contar, en los centros de trabajo que tengan más de 50 trabajadores, con instalaciones adecuadas para el acceso y desarrollo de actividades de las personas con discapacidad.”
  • Artículo 133.- Queda prohibido a los patrones o a sus representantes:

 

  1. Negarse a aceptar trabajadores por razón de origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otro criterio que pueda dar lugar a un acto discriminatorio;

Además de esto, el gobierno ofrece diferentes beneficios fiscales a las empresas que apoyan a este sector que van desde deducciones por implementaciones de accesibilidad (Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad) hasta por la contratación de personas en esta situación (Ley del ISR).

Por esto, hemos buscado una alianza con incluyeme.com, con la finalidad de encontrar espacios de trabajo para personas con discapacidad y que éstas puedan desempeñar sus labores en un ambiente confortable, cómodo y accesible, ofreciendo un servicio integral lleno de beneficios

Los invitamos a transformar a México sumándose al barco de la Inclusión, creando entornos accesibles y empleando en trabajos productivos a un sector desconsiderado con mucha capacidad y ganas de trabajar.

Cómo decía mi querido amigo Paco Cisneros “Hagamos de la Inclusión un estilo de vida”

 

todoaccesible

Compartir