En La Concepción, Nicaragua, específicamente en la comunidad de San Caralampio, existe una finca llamada El Piscacho, donde varios niños y adolescentes con discapacidad reciben equinoterapia una vez por semana.

La equinoterapia es esa actividad de rehabilitación y recreación que realizan estos niños, para mejorar sus habilidades motoras.

Uno de los casos es el de Charlie, una adolescente de 14 años que desde su nacimiento padece de cuadriplejia espástica, quien cada lunes se sube a uno de los 22 caballos que brindan su labor a unos 33 niños con discapacidad motora, los cuales han ido mejorando en conformidad con el tiempo.

Leer más →

Compartir