Skip to content

búsqueda de empleo

Retos y recomendaciones para aplicar ley de inclusión laboral en Chile

El 8 de junio de 2017, fue implementada la ley de inclusión laboral en Chile, por la presidenta Michelle Bachelet, quien afirmó que la implementación de esta normativa tiene el fin de cambiar la cultura organizativa de las empresas en el país, además de traer grandes beneficios en las mismas.

En primer lugar, la ley de inclusión laboral en Chile exige a todas las empresas que tienen más de 100 empleados, incluir al menos 1% de trabajadores con discapacidad, lo cual es sinónimo de grandes avances, dejando en el pasado los sesgos y temores, a través del nuevo marco legal que se rige desde junio del 2017.

Leer más →

Compartir

Trabajo y discapacidad: nuestro desafío como Estudio Jurídico

Hacia fines de 2016, entre algunas personas del Estudio surgió la inquietud de cómo integrar personas con discapacidad a nuestras tareas. Fue así como nos contactamos con la Inclúyeme.com, quienes nos orientaron y acompañaron en el proceso.

Foto equipo Bulló
Foto equipo Bulló

Leer más →

Compartir

La discapacidad visual de David Trigos no evita que sea masajista

En primer lugar, la fisioterapia es una rama de la salud que brinda alternativas terapéuticas no farmacológicas, con el fin de aliviar síntomas de varias dolencias, ya sean agudas o crónicas. Los fisioterapeutas se forman a nivel universitario y emplean técnicas para lograr dicho fin, de esta manera la discapacidad visual de David Trigos, no le ha impedido desempeñarse en este ámbito.

 discapacidad visual de David Trigos

En la fisioterapia se aplican ciertos métodos, empleando ejercicios terapéuticos, además de proporcionar calor, luz, agua, frio, además de aplicar técnicas como masajes y electricidad en las zonas afectadas, dependiendo de la lesión o dolor.

Leer más →

Compartir

Chica con Síndrome de Down abre su propia pastelería tras ser rechazada en varios empleos por su condición

La historia de Collette Divitto una chica con síndrome de down, es un ejemplo de que el vivir con esta condición no representa ninguna limitación para realizar actividades como cualquier otra persona, ni mucho menos para ejercer un cargo laboral.

Esta chica con síndrome de down, nació en Boston y hoy en día tiene 22 años de edad, intento muchas veces solicitar empleo en distintos lugares, obteniendo siempre respuestas negativas, lo que la hizo sentir rechazada y excluida por su condición.

Leer más →

Compartir

¿Como obtener un certificado de discapacidad en Venezuela?

Pasos
Diríjase hacia la Unidad Municipal más cercana y presente su cédula de identidad original, una foto tipo carnet, copia de la cédula y el original de la calificación emitida por el Ministerio del Poder Popular para la Salud a la “Brigada sin Barreras”.
Pasos
El Brigadista verifica la información y envía tu planilla al Conapdis en Caracas.
Pasos
En Conapdis el Certificado de la Discapacidad se imprime, se plastifica y se envía a tu Unidad Municipal.
Pasos
El proceso finaliza con la entrega de tu certificado y el registro de tus datos en el libro de entregas.
Pasos
Recuerda: Aquellas Personas con Discapacidad que se encuentren en cama pueden enviar con un familiar los requisitos antes mencionados para solicitar la certificación, en este caso, un Brigadista visitará a la persona en el sitio donde ésta se encuentre para verificar su situación y posteriormente se emitirá el Certificado.
Pasos
En caso de ser niña o niño que aun no tiene cédula de identidad se deberá presentar un original de la partida de nacimiento y copia de la cédula del representante.
Pasos
Para mayor información y consulta referente al estado de su certificado acceda a la página web www.conapdis.gob.ve

 

Compartir

Las redes sociales en la búsqueda de empleo

Una buena estrategia es utilizar facebook y twitter en la búsqueda de empleo. Las grandes compañías están fortaleciendo su  presencia e imagen corporativa en las redes sociales. Saben de su poder para llegar a gran cantidad de personas con un sólo click, y a la vez necesitan vincularse con las nuevas generaciones que lo utilizan como medio de comunicación. Para encontrar a los nuevos talentos ya no es suficiente con los canales tradicionales.

Leer más →

Compartir

¿Qué es el talento?

¿A qué se refieren las empresas cuando buscan talentos? Esta palabra empezó a resonar con fuerza y más entre los especialistas en recursos humanos. Indagaremos en este concepto para saber qué engloba y en qué sentido saber sobre él, te sumaría en tu búsqueda de empleo.

Leer más →

Compartir

¿Por qué es importante el trabajo en las personas con discapacidad?

1-Porque ofrece independencia económica. ¿Hay algo más reconfortante que ser tu propio sostén económico? Se trata de la ‘dignidad’ en el hombre y en la mujer, el proveerse y satisfacer a través de sus propios medios las necesidades básicas.

Leer más →

Compartir

Crea tu propio plan en la búsqueda de empleo

 

Toma un calendario y fija día por día las tareas a realizar. En el caso que no lo cumplas, modifícalo. Pues cada tarea diaria puede llevarte más tiempo de lo previsto. La organización y planificación te ayudará a que la búsqueda sea más fluida, y verás en concreto los avances que estás realizando.

Leer más →

Compartir

La clave en la búsqueda de empleo: cambiar la estrategia y mirar hacia delante

Saber administrar la energía y tener una buena actitud es central para continuar la búsqueda de empleo.

Confia en ti. Si no tienes éxito en conseguir trabajo con la rapidez esperada, puedes cambiar o re-evaluar tu objetivo laboral.

Leer más →

Compartir

¿Cómo me preparo para una entrevista grupal?

La entrevista grupal es una opción para reclutar talentos. El empleador quiere conocer cómo interactuas entre pares. El objetivo es verte en acción. En algunas ocasiones se desarrolla un ejercicio grupal para resolver un problema. Bien, esto sirve para observar quién lidera y quién ejecuta las órdenes.

Se evalúa la seguridad y confianza de la persona. La habilidad para comunicar. La fluidez verbal. El desenvolvimiento frente a una situación conflictiva. Cómo utilizas tus recursos personales en un simulacro de acción.

1- En las presentaciones grupales escucha al otro. Encuentra el momento oportuno para hablar. Cuando estés exponiendo tu experiencia mira a los interlocutores para incluirlos en tu relato.

2- Demuestra empatía. Vas a encontrar personalidades muy distintas a la tuya. Sé abierto a las sugerencias que se propongan.

3-Expone tus ideas para solucionar la problemática planteada. Lo ideal es encontrar una solución grupal y no imponer la propia a la fuerza.

4-Si tu rol natural no es liderar puedes intentar ser el integrador del grupo. Papel muy valorado en las empresas.

5- Tienes que destacarte, pero sin desvalorizar al otro. La clave es ser vos mismo, evitando posturas falsas.

Compartir

Preparate para las entrevistas grupales

La entrevista grupal es una opción para reclutar talentos. El empleador quiere conocer cómo interactuas entre pares. El objetivo es verte en acción. En algunas ocasiones se desarrolla un ejercicio grupal para resolver un problema. Bien, esto sirve para observar quién lidera y quién ejecuta las órdenes.

Se evalúa la seguridad y confianza de la persona. La habilidad para comunicar. La fluidez verbal. El desenvolvimiento frente a una situación conflictiva. Cómo utilizas tus recursos personales en un simulacro de acción.

1- En las presentaciones grupales escucha al otro. Encuentra el momento oportuno para hablar. Cuando estés exponiendo tu experiencia mira a los interlocutores para incluirlos en tu relato.

2- Demuestra empatía. Vas a encontrar personalidades muy distintas a la tuya.  Sé abierto a las sugerencias que se propongan.

3-Expone tus ideas para solucionar la problemática planteada. Lo ideal es encontrar una solución grupal y no imponer la propia a la fuerza.

4-Si tu rol natural no es liderar puedes intentar ser el integrador del grupo. Papel muy valorado en las empresas.

5- Tienes que destacarte, pero sin desvalorizar al otro. La clave es ser vos mismo, evitando posturas falsas.

Compartir

Derriba tus mitos: consigue el empleo que quieres teniendo una discapacidad

Primera afirmación que dices cuando buscas un empleo: “cualquier trabajo me vendría bien”. Como respuesta general es correcta, a medias porque se ve tus ansias en querer trabajar. Pero, no te sirve para focalizar en una búsqueda puntual.

Pondré un ejemplo: si te preguntan, ¿dónde te gustaría ir de viaje? Seguramente no responderías ‘cualquier sitio me viene bien’ pues todos los destinos no son atractivos para ti y tampoco te interesan todos por igual. Lo mismo ocurre con el campo laboral, hay actividades que te va a encantar realizar porque es lo que verdaderamente quieres hacer. Otras tareas no querrás hacer o no harás porque están fuera de tu perfil profesional, mientras que otras ni siquiera conocerás.

Lo más fácil te dirás es “enviar un curriculum a todos los puestos”. Bien, puede que encuentres un empleo generalista, pero no tendrá que ver con lo que deseas o quieres hacer. A veces hay que afinar el lápiz y aunque cueste, ser más selectivo. También pensarás, no me puedo dar el lujo de buscar el trabajo que quiero porque ya me cuesta conseguir uno y más teniendo una discapacidad. Bueno, te diré que conseguir trabajo es difícil para toda persona que busca un empleo.

Otra aspecto, es que tendrás que evaluar en qué etapa de la vida te encuentras. Tal vez quieras tener un trabajo que no tenga que ver con tu perfil profesional pero te da ingresos y te sirve. O por el contrario, no quieras perder tiempo y sí dedicarte a tu profesión. La decisión es tuya, y la que elijas no estará ni bien ni mal, sino será la elección acertada en un momento de tu vida.

Y te diré otra cosa: te encuentras en el sitio indicado. Aquí encontrarás un empleo ‘enmarcado en los programas de inclusión laboral’. Por lo tanto, a los reclutadores les interesa contratarte por lo que tienes para ofrecer como empleado. No te están haciendo un favor, ni tienen lástima por ti. Sólo quieren los mejores talentos para cubrir sus necesidades y sus puestos de trabajo.

Lo último que deberías pensar es ¿cuál es mi talento que quiero ofrecer?

Compartir

¡Crea un lenguaje asertivo sobre ti mismo!

¿De qué se trata? En volverse atractivo como futuro trabajador.Por lo tanto es deseable destacar tus capacidades y habilidades, y no lo que no sabes hacer o no conoces.

Intenta usar palabras que generen confianza en tus entrevistados. Como por ejemplo: soy organizado, práctico y paciente. Tengo confianza en mí, voluntad en aprender y trabajo de manera constante. También puedes subrayar tus habilidades sociales: soy bueno para trabajar en equipo, ayudo a los demás, y suelo ser servicial.

Además refuerza tus particularidades, es decir los puntos fuertes de tu perfil profesional: soy creativo, y bueno para investigar. La manera en qué hablamos de nosotros mismos es, en muchas ocasiones, cómo nos ven los demás. Fortalecer y enriquecer un lenguaje positivo sobre ti mismo te posiciona en un escalón superior.

Está bien reconocer las limitaciones frente a ciertas tareas, pero hay que ser enfático sobre lo que sí sabes. Por ejemplo:

“Aunque nunca he trabajado, soy consciente de la importancia de ser responsable. Haré mi mejor esfuerzo”

Si no cumples con un requisito solicitado, enfatiza tu deseo en aprender. Y recuerda evitar palabras negativas como ‘problema’, ‘dificultad’, ‘pero’ o ‘error’.

Haz el siguiente ejercicio:

1- Grabate en un audio y además escribe en un papel todos tus aspectos positivos. Tu objetivo es crear un lenguaje asertivo sobre ti mismo.

2- La segunda parte del ejercicio es comenzar a utilizar estas palabras en tu vida diaria. Tienes que decir de ti, lo que has escrito, eso te dará más confianza en vos mismo. Luego te será más fácil volcarlo al ámbito laboral.

Compartir

¡Transforma lo negativo en algo positivo!

En el proceso de búsqueda de trabajo es aconsejable transformar lo negativo en positivo. ¿De qué se trata? En volverse atractivo como futuro trabajador.Por lo tanto es deseable destacar tus capacidades y habilidades,  y no lo que no sabes hacer o no conoces.

Intenta usar palabras que generen confianza en tus entrevistados.  Como por ejemplo: soy organizado, práctico y paciente. Tengo confianza en mí, voluntad en aprender y trabajo de manera constante. También puedes subrayar tus habilidades sociales: soy bueno para trabajar en equipo, ayudo a los demás, y suelo ser servicial.

Además refuerza tus particularidades, es decir los puntos fuertes de tu perfil profesional: soy creativo, y bueno para investigar. La manera en qué hablamos de nosotros mismos es, en muchas ocasiones, cómo nos ven los demás. Fortalecer y enriquecer un lenguaje positivo sobre ti mismo te posiciona  en un escalón superior.

Está bien reconocer las limitaciones frente a ciertas tareas, pero hay que ser enfático sobre lo que sí sabes. Por ejemplo:

“Aunque nunca he trabajado, soy consciente de la importancia de ser responsable. Haré mi mejor esfuerzo”

“Mucha gente piensa que las personas sordas no pueden leer y escribir. Yo puedo leer y escribir tal como cualquier persona que haya completado estudios básicos y medios”.

Si no cumples con un requisito solicitado, enfatiza tu deseo en aprender. Y recuerda evitar palabras negativas como ‘problema’, ‘dificultad’, ‘pero’ o ‘error’.

Haz el siguiente ejercicio:

1- Grabate en un audio y además escribe en un papel todos tus aspectos positivos. Tu objetivo es crear un lenguaje asertivo sobre ti mismo.

2- La segunda parte del ejercicio es comenzar a utilizar estas palabras en tu vida diaria. Tienes que decir de ti, lo que has escrito, eso te dará más confianza en vos mismo.  Luego te será más fácil volcarlo al ámbito laboral.

Compartir

¡Prepará tu curriculum!

¡Manos a la obra! Arma un borrador del cv. Prueba con varios modelos. Recuerda esta frase: “a cada empleo un cv distinto”. Si presentas el mismo cv para todo tipo de empleo, pierdes la oportunidad de ser específico y contar qué particularidad podrías aportar a cada puesto.

El currículum debe detallar la experiencia laboral, los estudios, capacitaciones e idiomas que hayas realizado.Cuanto más breve sea mejor, ya que aumenta la posibilidad que el empleador lo lea. La extensión máxima aconsejable es de una página.

Si no cuentas con experiencia laboral o títulos formales, resalta los voluntariados o la educación obtenida.

Detalla todas las características que creas necesarias. Recuerda que un empleador no sabe absolutamente nada de ti. Por lo tanto, debes contarle por qué sos el candidato adecuado para el empleo. El orden es ir de la experiencia más actual a la más antigua.

Detalla tus pretensiones salariales sólo si te lo piden. Un punto a favor es redactar el objetivo laboral en la parte superior de la página.

La tipología recomendable para utilizar es Times New Roman o Arial, y la letra en tamaño doce. Es aconsejable no usar fuentes de letras exóticas, y siempre pero siempre revisa la ortografía.

Además de preparar tu cv para presentar en diferentes empleos. Otra opción es registrarte en el sitio http://www.incluyemechile.cl/registrarse/  y luego cargar tu cv completando los campos en blanco.

No es obligatorio sumar una fotografía, pero en el caso que lo hagas ingresa a este link para leer las recomendaciones al elegir una foto: http://www.incluyemechile.cl/como-elegir-una-foto-para-el-curriculum-vitae/

¡Este proceso requiere de tu compromiso y decisión para lograrlo!

Compartir

Preguntas que pueden hacerte durante la entrevista de trabajo

1-¿Por qué quiere trabajar con nosotros?

Una forma de prepararte para responder a esta pregunta es investigar a la empresa y al trabajo en sí mismo. De esa manera, te darás cuenta qué necesitas contar. Tienes que poner en evidencia la experiencia que puede ser relevante para el cargo específico.

2-¿Qué actividades realizaba en su último empleo?

Contá cuáles eran las responsabilidades claves. Usa ejemplos de las tareas que asumiste. Por ejemplo: “Era el asistente de un abogado. Estaba como responsable del seguimiento de los casos y del contacto con los clientes. Debía informar diariamente de las novedades relevantes de cada caso”.

3- ¿Qué aspecto no le gusta de usted o quisiera mejorar?

El objetivo de esta pregunta es ver cómo te manejas con preguntas un poco más incómodas. Entonces lo ideal es contar algo que no te gusta de vos, pero estás mejorando para cambiarlo.

4-¿Cómo se ve en 5 años?

Esta pregunta apunta a descubrir tu nivel de proyección y compromiso.

5-¿Por qué dejaste el último trabajo?

No es recomendable hablar mal de tu empleo anterior como tampoco de otras personas. Una respuesta posible es destacar tu deseo en seguir creciendo profesionalmente, por eso el énfasis en encontrar nuevas oportunidades.

6-¿Tiene alguna pregunta para hacernos?

Es el momento de obtener información útil, determinante para aceptar el trabajo.

Compartir

¿Hablar de discapacidad en la entrevista laboral?

Si te preguntan sobre tu discapacidad en la entrevista laboral es importante que lo cuentes en forma natural y evites narrarlo trágicamente.

La clave es destacar lo que has aprendido de ti mismo y cómo te ha servido para seguir adelante. Esto demuestra la fortaleza y tu decisión en superar las dificultades e imprevistos, rasgo muy solicitado y valorado en las empresas.  Posees un capital simbólico que otros no tienen, nos referimos a tu experiencia y voluntad en enfrentar los obstáculos.

Ahora bien, es necesario que en la conversación con el empleador despejes todas las inquietudes. De esta manera, no pierdes la oportunidad en aclarar que eres capaz de realizar tu trabajo y desempeñarte en las tareas asignadas.

Lo más importante:

-Ser claro y conciso. No relates una historia extensa y trágica.

-El objetivo es desmitificar las dudas y los miedos que existen sobre la discapacidad.

Resalta enfáticamente tu capacidad en hacer el trabajo.

Posicionate en tus aspectos positivos. Y qué tienes para ofrecer al empleo.

Ejemplo:

“Yo sé que en ocasiones la gente tiene preocupaciones en relación a la contratación de una persona con discapacidad. ¿Tiene usted preguntas sobre mi discapacidad? No tengo problemas en contestarlas”

Si el trabajo se lo otorgaron a otra persona, recuerda que se presentarán otras oportunidades. Lo bueno es que ya estás subido/a a la vorágine de la búsqueda.  El perfil que el reclutador necesitaba no se identificaba con el tuyo. Y esto ocurre, en un gran porcentaje, con los candidatos que buscan trabajo.

 

Compartir

El objetivo laboral en la búsqueda de empleo en personas con discapacidad

¿Por qué es importante tener un objetivo laboral?

Es clave porque orienta la postulación a empleos que se adecuen a tu perfil.  Identifica entre estos ítems cuáles se vinculan con tu búsqueda: cuánto tiempo quiero trabajar, qué es lo que estoy buscando en el proceso de encontrar un trabajo: crecimiento profesional y personal, un ingreso económico, independencia o todos los anteriores.

“Cuando te capacitas un objetivo de trabajo ‘no realista’ se vuelve realista”

Los especialistas en recursos humanos recomiendan focalizarse y dar un paso a la vez . El plan debe ser realista, tiene que ser una meta que puedas lograr y estar basado en tus habilidades y en la disponibilidad de trabajo. Si el mismo no es realista,  piensa en un plan a largo plazo. Esto te ayudará a prepararte de otra forma. Por ejemplo, si quisieras trabajar en el diseño gráfico, pero no tienes experiencia, tu idea va a estar alejada de la realidad. Pero, si realizas un curso tu deseo estará más cerca de concretarse.

“Las necesidades específicas son parte de tu objetivo laboral”

También es importante fijar las necesidades específicas.  Mencionamos algunas que serán el puntapié para emprender tu plan de trabajo. Por supuesto, sumarás otras que sean relevantes. “Quiero trabajar cerca de casa, pretendo determinada cantidad de salario, me gustaría trabajar a tiempo completo, me interesa que la empresa ofrezca ciertos beneficios, preciso un fácil acceso al área de trabajo para que no dificulte mis responsabilidades diarias”.

¡Es momento de redactar tus objetivos! Compártelos con un amigo, familiar o colega para que analicen juntos su viabilidad.
¡Te esperamos en la próxima nota para continuar la búsqueda de empleo!

Compartir

5 consejos útiles para la entrevista laboral

1- Ten claras las preguntas que quieres hacer al empleador. Anota previamente todas las dudas que necesitas despejar. Mencionamos algunos ítems para que te inspires: funciones a cargo, horario de trabajo, trabajo temporal o fijo, salario, beneficios, vacaciones, capacitaciones. Posibilidad de crecimiento dentro de la empresa.

2- Escoge la ropa adecuada para la ocasión. Tan sólo debes elegir prendas cómodas con la que ya te sientas familiarizado/a. Elige colores plenos, el azul, el negro, el blanco. Debes evaluar el contexto y el puesto. Difiere una empresa dedicada a la creatividad y diseño gráfico a un estudio de abogados.

3- Ubica dónde se realizará la entrevista. Planifica con tiempo cómo llegaras para ser puntual. Averigua el nombre de la persona que te entrevistará.

4- Preparate para explicar tus aptitudes para el trabajo. Aquí es una buena oportunidad en resaltar también tu valor agregado. Sé positivo. No sólo importa el curriculum sino tus antecedentes personales.

5-Si no estás en condiciones de presentarte a la entrevista, informale cuanto antes al empleador. Lo ideal es que asistas y aproveches la oportunidad. 

La entrevista de trabajo puede ser larga o ser breve, fácil o difícil, casual o más formal. Pero el ser tú mismo te dará más chances en encontrar tu trabajo.

Compartir

Pasos previos a la entrevista laboral

Conseguís la ansiada entrevista de trabajo, aumentan tus nervios y te preguntas, ¿qué hago? Bien, antes del encuentro con el empleador puedes poner en práctica algunos ejercicios que te motivarán. El objetivo es ir más preparado/a.

La entrevista es una conversación entre dos personas, si lo piensas de esta manera le quitas peso a la situación. Más allá del resultado final es una experiencia que te sumará.

Ejercicios previos a la entrevista:

1-Practica en tu casa sobre los temas que vas a hablar : trabajos anteriores, las responsabilidades que tenías a cargo, tus estudios, experiencias de voluntariado, intereses personales, y aquello que quieras mencionar.

Cuanto más practiques, te sentirás más seguro. Si tienes la posibilidad, grábate en video, y luego obsérvate o escúchate para modificar ciertos aspectos como formas de expresión o gestos corporales.

2-Reflexiona y anota en una hoja qué podrías aportar al nuevo empleo. Tu valor agregado. Seguramente lo contarás en la charla.

3-Investiga en la red sobre el empleador. Conocer previamente a la empresa demuestra un genuino interés de tu parte.

4-Imprime varias copias de tu currículum para tener a mano.

¡En la próxima nota, continuaremos trabajando en la entrevista laboral!

Compartir

¿Contactar por teléfono al empleador es una buena estrategia?

En algunas ocasiones éste tipo de búsqueda puede ser más efectiva. Aunque parezca muy audaz podría abrirte nuevas puertas. Si ya sabés en qué empresa te gustaría trabajar o conseguiste el contacto de un profesional en recursos humanos, probá llamándolo.

1- Practica antes de hacer la llamada. Simula la situación con un amigo o familiar.
2- Después de la llamada pide a tu familiar que te sugiera cómo mejorar.
3- Inténtalo una vez más hasta que te sientas cómodo.
4- Prepara notas sobre lo que te gustaría decir, por ejemplo con palabras claves. No hace falta desarrollar párrafos, sino conceptos como recordatorio de lo que deseas trasmitir.

Transcribimos algunos ejemplos:

-Buenos días, habla Guillermo Bastile, estoy llamando para averiguar si tienen vacantes de contadores.
-Buenas tardes, soy Silvia Espindola, y me gustaría enviar mi currículum. ¿A qué área o persona debo dirigirme? ¿Podrías indicarme un correo electrónico?

Una vez que estés listo considera:
-Tener anotado el nombre de la persona con la que vas a hablar.
-Lapicera y libreta para anotar.
-Preséntate diciendo tu nombre y el objetivo de la llamada.

Si el puesto ya se tomó, pregunta cuando sería conveniente volver a llamar para futuras posibilidades, o si pueden referenciarte a otros empleadores que tengan vacantes.

¡En el próximo artículo, seguiremos trabajando para conseguir empleo!

Compartir

Tácticas y estrategias para ingresar al mercado laboral

El siguiente paso para conseguir empleo es conocer el mercado, para ello es necesario realizar un proceso de relevamiento sobre las empresas en las que quisieras ingresar. Algunas compañías tienen en su política empresarial, los programas de inclusión laboral para personas con discapacidad. También, estar al tanto de tus derechos laborales te dará más herramientas para competir en el mercado de trabajo.

La clave es hacer ‘networking’ -generar una red- es decir proveerte de un número de contactos que posibiliten llegar a la meta. Por ejemplo, contactar a profesionales en recursos humanos que te guiarán en la búsqueda. Puedes relacionarte con ellos a través de las organizaciones civiles que colaboran para la integración laboral. Del mismo modo, puedes reactivar la comunicación con colegas de tu mismo oficio o profesión.

La búsqueda de empleo lleva tiempo hasta que lo encuentras y la espera produce una sensación de incertidumbre. La táctica para desafiar la vacilación es estar siempre actualizado y hacerse de un bagaje de información; es decir “tener un as bajo la manga”, contar con recursos valiosos que luego utilizarás en instancias decisivas.

Conocer el mercado laboral te permite registrar cuál es el nicho que está demandando empleados. Visibilizar las oportunidades reales te conducirá a detectar qué cursos o capacitaciones podrás realizar para completar tu perfil profesional. A la vez, podrás identificar cuáles son las competencias que están exigiendo, por lo tanto informarte es esencial para saber si un trabajo puede gustarte.

Contactarte con otras personas con discapacidad, que en la actualidad estén trabajando, es otra estrategia que puedes llevar a cabo. Saber cómo superaron los miedos, a qué desafíos diarios se enfrentaron en su empleo, es  orientador y a la vez motivador para la búsqueda.

Los puntos más relevantes:

1- Hacer un listado de las empresas con programas de inclusión. Ingresa aquí para conocer alguna de ellas http://www.incluyeme.com.ar/empresas/

2-Generar una red de contactos con profesionales en recursos humanos y colegas de tu profesión u oficio.

3- Visibilizar las oportunidades reales, para detectar que capacitaciones o cursos podrías realizar para completar el perfil profesional.

4-Contactar a otras personas con discapacidad para despejar dudas sobre la búsqueda y los procesos de adaptación en un trabajo.

Buscar empleo es una tarea ardua, en la cual encontrarás barreras y trabas, pero de ninguna manera debes dejar de hacerlo. Si perseveras es probable obtener una respuesta. ¡Mantente activo!

Compartir

Cómo iniciar la búsqueda de empleo teniendo una discapacidad

El refrán señala que “buscar trabajo es un trabajo en sí mismo” exige dedicación, disciplina y perseverancia. Para este objetivo es primordial conocerte. Saber cuáles son tus intereses, cuáles tus habilidades; es decir qué talentos están a la espera para ponerlos en acción. Y además, cuáles son las capacidades que desarrollaste y conquistaste en los diversos ámbitos de la vida.
Para ahondar en todas estas cualidades es necesario iniciar un proceso de análisis y reflexión, indagar qué valor agregado tenemos para ofrecer en un futuro empleo. Esta instancia es fundamental porque nos facilitará la búsqueda y cuando se presente la entrevista laboral podremos explicitarla como una fortaleza.

Diferenciaremos éstas tres cualidades para identificarlas. Los intereses son las actividades que te gusta realizar como por ejemplo: coleccionar determinados objetos, leer, realizar una actividad deportiva, etc.
Ahora bien, cuando hablamos de las habilidades éstas corresponden a las inclinaciones naturales de cada sujeto. Y si se ponen en práctica lograrás perfeccionarlas aún más.  Tocar un instrumento, poseer cierta facilidad con los números y el pensamiento lógico-abstracto o tener habilidades sociales.
Y por último, las capacidades corresponden a algo que aprendiste a hacer, como por ejemplo, reparar computadoras, realizar manualidades o enseñar una actividad.

¡Es momento de pasar a la acción! Toma papel y lápiz y realiza estos tres ejercicios.

1- En primer lugar, divide una hoja en tres columnas, en una de ellas escribe tus intereses, como puntapié responde, ¿qué hago en mi tiempo libre?, ¿si pudiera tener cualquier empleo, cuál sería? Para trazar tus habilidades una guía será preguntarse, ¿cuáles son mis talentos?, ¿qué me es fácil hacer y aprender? Y para hallar tus capacidades indaga, ¿qué aprendí en otros empleos?, ¿qué aprendí en la universidad?, ¿qué capacitaciones tuve?
2-El segundo ejercicio consiste en describir los aspectos positivos de tu personalidad, como por ejemplo: soy creativo, puedo trabajar bajo presión, aprendo rápido, soy bueno trabajando en equipo, me concentro en un objetivo, entre otros.
3-Finalmente confecciona una lista de trabajos que te interesen.  Buscá inspiración en el siguiente link sobre los trabajos disponibles http://www.incluyeme.com.ar/empleos/

Luego regresa a las listas anteriores y resalta aquellos puntos que se relacionan con los empleos que seleccionaste. Piensa en afirmaciones que describan lo que puedes brindar, en base a los ítems que marcaste.

¡En las próximos artículos continuaremos trabajando para conseguir trabajo! ¡Te esperamos!

Compartir
Close