Una investigación hecha en EE.UU. revela que las empresas todavía discriminan al momento de elegir personal

Fuente La Nación – Cuando un grupo de investigadores de dos universidades enviaron cientos de cartas de presentación a empleadores, descubrieron algo preocupante: las empresas siguen discriminando sistemáticamente a los solicitantes de empleo que tienen discapacidad.

Luego de enviar más de 6000 currículum y cartas de presentación, investigadores de las universidades de Rutgers y Syracuse descubrieron que los empleadores mostraron menor interés en candidatos que dijeron tener una discapacidad. Concretamente, expresaron un 26% menos de interés por las cartas que mencionaban una discapacidad.

Según el redactor de The New York Times Noam Scheiber, los datos del estudio pueden ayudar a explicar por qué sólo el 34% de los adultos discapacitados en edad laboral tenían empleo en 2013, comparado con el 74% de las personas sin discapacidad. Junto con los currículum enviados para cubrir cargos contables, se adjuntó una carta de presentación de un candidato sin discapacidad, otro de alguien con una lesión en la médula y un tercero, de un candidato con síndrome de Asperger.

El estudio descubrió que las empresas pequeñas con menos de 15 empleados -que no están sujetas a las disposiciones de la ley de estadounidenses con discapacidad- mostraron considerablemente menos interés en establecer contacto con candidatos con discapacidad para cubrir puestos de trabajo que las grandes corporaciones o compañías que tienen contratos con el Estado. En esas compañías, según los autores del estudio, no hubo prácticamente evidencias de discriminación contra candidatos con discapacidad.

Anteriores investigaciones han demostrado que los empleadores son menos proclives a ver currículum con nombres difíciles de pronunciar o nombres que se perciben como afroamericanos. Monster, un sitio de búsqueda de empleo popular, dice a los candidatos que “si su currículum contiene información personal no relacionada con el empleo que busca -su raza, nacionalidad, etnia, religión, orientación sexual, etcétera- puede ser víctima de discriminación, aunque esté calificado para ese cargo”.

Menos oportunidades

El índice de ocupación entre personas discapacitadas en EE.UU. es de sólo 34 por ciento.

Compartir