Conoce este equipo solidario que le devolvió la sonrisa a muchos chicos no videntes. Sumate a #Puentes de Esperanza

Ricardo Molinari tuvo un sueño: crear un espacio donde la gente no vidente pueda jugar al básquet y sentir la pasión de practicar un deporte. Su sueño se hizo realidad.

En junio de 2002 comenzó a transitar este camino que ya lleva trece años de incesantes trabajos; y de allí, surgió desde la creación de una pelota sonora, hasta tableros especiales. Fue el mismo entusiasmo de los chicos que lo impulsó a seguir.

video

“MI TRABAJO EN ESTA TIERRA ESTÁ CUMPLIDO”, DIJO RICARDO

Tal fue la importancia de su proyecto, que diversos medios de Argentina y del mundo distribuyeron la novedad. “Básquet para ciegos” promueve el acceso a la disciplina deportiva del básquet a personas no videntes. Es un proyecto de amor e inclusión.

El sueño de Ricardo es incluir este deporte en los Juegos Paralímpicos en el marco de los juegos Brasil 2016.

PH15: una mirada de niños y adolescentes

Este espacio ofrece una mirada espontánea de todo lo que nos rodea. Niños y adolescentes expresan quiénes son y lo que sienten a través de imágenes llenas de diferentes luces.

Es una asociación no gubernamental sin fines de lucro conformada por personas que creen en el arte como un valioso recurso que permite al ser humano desplegar su esencia y desarrollar sus capacidades creadoras.

El objetivo es brindarle nuevas herramientas a niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Seguilo cada semana en #PuentesdeEsperanza
Fuente: Infobae
Compartir