Una amiga con discapacidad visual inspiró al joven estudiante argentino Juan Manuel Bustamante para crear unos zapatos con sensores ultrasónicos que detectan objetos de cualquier tipo de material, facilitando el desplazamiento de ciegos parciales y totales.

“Tengo una amiga con problemas visuales y ella me mostró que entre los 10 y los 25 años se suele generar un rechazo al bastón. Fue por eso que me propuse crear un dispositivo más discreto, para que se sientan más cómodas y así fue cómo surgió el zapato, ya que es lo más común y se utiliza todo el día”, comentó el creador de “Duspanovi”, nombre con el que bautizó al dispositivo.

Duspanovi está encastrado dentro de la suela del par de zapatos y contiene tres sensores ultrasónicos en las partes frontal, lateral externa y posterior. Un sonar trabaja en conjunto con estos sensores, enviando una onda que, al rebotar contra un objeto, permite que el calzado determine la cercanía de los obstáculos detectados. El dispositivo funciona a batería y detecta objetos de todo tipo que se encuentre a un radio de 25 cm del calzado.

“Se carga a través de un cable USB conectado a la computadora o con un cargador de celular. La carga completa demora cerca de cinco horas y tiene una duración utilitaria de tres o cuatro días”, expresó Bustamante.

Compartir