Muchas personas desconocen el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, por lo que tienden a opinar despectivamente acerca del comportamiento de las personas con esta condición. Todo ese desconocimiento hace que se generen gran cantidad de mitos como los siguientes:

#1 – Los padres son los culpables:

Este es uno de los mitos más comunes, ya que la mayoría de la sociedad, piensa que el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o sus síntomas, son causados por una mala educación de parte de los padres, falta de afectividad o comunicación, divorcios, el nacimiento de otro hermano, cambios de colegio, entre otras.

Sin embargo, este es un mito totalmente falso ya que el trastorno por déficit de atención, es una alteración del neurodesarrollo, de origen neurobiológico, además estudios aseguran que es un trastorno heredable en un 75%.

Esta condición afecta la capacidad de la persona para regular su nivel en actividades, debido a la hiperactividad que presenta, la cual también dificulta sus pensamientos y comportamientos, debido a la impulsividad que tiene.

#2 – No existe, solo es un invento de los padres:

Para muchos el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es una creencia falsa de los padres, quienes se basan en las exigencias y perfeccionismo para decir que sus hijos tienen una condición como esta.

Otro de los mitos completamente falsos, ya que esta condición si existe y tiene efectos negativos sobre quienes la poseen. Además si este trastorno, no es tratado a tiempo podría afectar seriamente el rendimiento académico del niño, causando fracaso escolar.

trastorno por déficit discapacidad discapacidades personas niños
Imagen suministrada por: viu.es

#3 – Solo afecta a los niños y no a los adultos:

Algunos síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, disminuyen mientras la persona va creciendo, y se transforman en movimientos más finos, como mover el pie.

Sin embargo, esta condición sigue estando presente a lo largo de toda la vida, aunque ya estas personas no presenten todos los criterios, la inatención puede presentarse aun y la impulsividad.

No deje de revisar un apartado dedicado a Ley de cuotas en Chile ¿Qué ha sucedido hasta ahora?

#4 – Solo afecta a los varones:

Esta es una creencia no del todo cierta, aunque las niñas con trastorno por déficit de atención, pueden pasar por desapercibidas fácilmente, ya que la hiperactividad es menor, al igual que las conductas negativas, en comparación con la de los niños.

trastorno por déficit niños discapacidad discapacidades ayuda inclusivo
Imagen suministrada por: alimmenta.com

Además en la mayoría de las niñas no se presentan condiciones asociadas, como trastornos de aprendizaje o de conducta. Pero si podrían experimentar trastornos de ansiedad. Los síntomas suelen presentarse en las niñas cuando tienen entre 11 a 15 años.

#5 – Es mejor acudir a la psicoterapia que a la medicación:

La psicoterapia podría ser de gran ayuda para que los padres entiendan el trastorno por déficit de atención de su hijo y cómo manejar las situaciones adversas o la mala conducta del mismo.

Sin embargo, este tratamiento no funciona para tratar esta condición, ya que al ser un trastorno neurobiológico, la medicación es necesaria para regular las conductas del niño y mejorar la función cerebral.

#6 – El tratamiento produce adicción:

Este es un mito que preocupa a los padres, y hay que destacar que es falso, ya que el metilfenidato, a pesar de ser similar a la anfetamina, si se suministra en una dosis normal vía oral, el riesgo euforizante no aparecerá. Por ello, es importante, que se administre la cantidad prescrita por el médico.

Además el consumo adecuado de la medicación, evitará el riesgo de futuro consumo de drogas, ya que disminuye la impulsividad de la persona, ayudándole a mantenerse tranquilo. A los padres se les recomienda guardar la medicación en un lugar seguro y seguir el tratamiento al pie de la letra.

trastorno por déficit mitos inclusivo déficit atención hiperactividad
Imagen suministrada por: bonomedico.es

#7 – Es una condición nueva:

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es conocido desde 1994 con este nombre, pero fue en el año 1865, cuando aparece por primera vez en un cuento llamado Der Stuwwelpeter, donde empezó a llamándose Disfunción Cerebral Mínima.

Luego en 1950 se conocía como Síndrome Hipercinético, luego en los 60 se les llamaba Niños hiperactivos o Reacción hipercinética de la Infancia.

Compartir